Café, café.

Café, café
Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

El centro cuasi peatonal de Buenos Aires impone inquietudes gastronómicas que ponen en juego desafíos. Gran Caffe by Vergnano se lo propuso y lo intenta con energía.

Un espacio conocido. Un punto focal del centro capitalino. Un reducto reinventado con el empujón de un clásico italiano afincado en el café. Gran Caffe by Vergnano se viste de fiesta para ponerse como nuevo sin abandonar la historia de su sitio que lleva ya casi dos décadas exhibiéndose en la clave esquina de Florida y Avenida Córdoba.

El espacio es breve, aunque gana la calle con presteza. La decoración es ligera, con toques de madera e hierro que se integran armoniosamente para realzar algunas de las imágenes blanco y negro de techo a piso que trepan integrando los tres niveles del local.

Apto para un comer veloz, para dar espacio al mediodía de trabajo, para acompañar una reunión, para un encuentro social al salid de la oficina o para darse un gusto gastronómico con más tiempo y espacio. Hay menú suficiente para cruzar todos los estadíos y salir airoso.

Comer variado

La carta de platos fuertes es muy completa y cargada de una gran variedad de sabores, que incluye entradas, ensaladas, primeros y segundos platos a base de pastas, carnes, pollos y mariscos. Para iniciar el recorrido, se proponen platos como la Frittata Tre Sapori (tortillita con mortadela, habas, mozzarella, parmesano y albahaca); Tartines (de calabaza con queso cremoso y queso parmesano, de pollo, puerro y queso brie, de atún estilo gallega) o una tabla con selección de quesos y fiambres (prosciutto, jamón cocido, mortadella, salame, quesos gustos variados, bocconcinos de mozzarella, aceitunas, frutas secas y bruschetas de gustos variados).
Mientras que en las especialidades o platos principales son grandes favoritos el Linguini alla Puttanesca (con tomates, olivas, alcaparras, anchoas y peperoncino); Tagliatelle al Salmone Affumicato (tagliatelle con salmón ahumado, crema, perfumado con aceite de oliva y pimienta negra) o la Parmiggiana una centenaria receta elaborada por cuatro generaciones de cocineros: lasagna de berenjenas seleccionadas, curadas, peladas y horneadas en suave salsa de tomates. Además, diversas pizzas como la Formaggi (salsa de tomate, mozzarella, roquefort, parmesano, gruyere y olivas negras); Margherita (salsa de tomate, mozzarella, albahaca, olivas y orégano); Parmesana (mozzarella, prosciutto, rúcula y parmesano) y la Brie (mozzarella, brie y rúcula).
Sin dudas el protagonista de su propuesta es el café, cuya preparación se logra a base de granos especialmente seleccionados de la marca italiana con la que se fusiona, y así presentar diversas alternativas para comenzar el día, cortar la tarde o acompañar la velada. Entre sus opciones especiales, se encuentran el Marocchino (Espresso 1882, crema de avellanas, crema y cacao; Cannellino (espresso, canela en polvo, jarabe de canela y crema batida); Coccolino (espresso, crema de coco y crema fresca) y el Nocciolino (espresso, jarabe de avellana y crema batida). Además, clásicas versiones como: lágrima, 1882 espresso con crema, caffè americano doble, cappuccino, moka, entre otros.
Un epicentro en el centro de la ciudad para hacer escala y tomarlo como costumbre.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!