Un laboratorio de calidad que brinda seguridad alimentaria a los consumidores

El Mercado Central de Buenos Aires es el único mercado concentrador de frutas y hortalizas del país que cuenta con sus propios laboratorios de análisis de plaguicidas, microbiológicos y fitopatológicos. De esta manera brinda una mayor seguridad alimentaria a los consumidores.
Los productos que se comercializan a través del Mercado Central son controlados diariamente por un equipo de 10 inspectores; ingenieros agrónomos altamente calificados que analizan la mercadería: su estacionalidad, calidad, aspecto y el registro de productos fitosanitarios. Las inspecciones realizadas diariamente, tienen como principal objetivo, detectar entre las diferentes especies que conforman la oferta, aquellas que pudieran presentar riesgos para la salud del consumidor. Si el lote en cuestión incumple el límite máximo de residuos de plaguicidas es decomisado y destruido, siguiendo los procedimientos establecidos en la normativa vigente. Durante el año 2018, los inspectores de calidad retiraron de la comercialización 306,6 toneladas de frutas y hortalizas al ser consideradas no aptas para el consumo humano:

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!