Odio y Crueldad en el Barrio de Palermo: Instituto Dr. Luis Agote, el histórico penal de menores.

Centro de Régimen Cerrado Dr. Luis Agote
Centro Socioeducativo de Régimen Cerrado “Dr. Luis Agote”

Dirección: Charcas 4602, CP: 1425 CABA

El histórico establecimiento, funciona en Palermo desde 1924. Sus instalaciones son las más horribles que uno puede imaginar, desde su inaguración, menores han sufrido vejaciones, es decir, maltrato o humillación de todo tipo. Todo a metros de lo más «cool» del barrio de la Moda.   Un penal de menores con una historia de muertes y torturas siniestras en el Barrio de Palermo.









En la Ciudad existen varios «centros socio educativos del sistema penal juvenil»  que dependen del  siniestro Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (CDNNyA). Entre los Centros de Régimen Cerrado se encuentra: Centro Gral. San Martín, Belgrano, Dr. Luis Agote y Centro de Admisión y Derivación (CAD) (ex Instituto Inchausti); otras 3 son Residencias de régimen semi-abierto y el Centro de Admisión y Derivación (CAD) “Inchausti”.

17 generaciones de argentinos crecieron bajo la discrecionalidad que consentía la siniestra ley 10903.

El 28 de setiembre de 2005 el Congreso de la Nación Argentina sancionaba la ley 26061 de Protección Integral de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes, en cumplimiento con las recomendaciones que le habían sido formuladas al Estado Argentino para adecuar su legislación interna a los estándares de la Convención de los Derechos del Niño.

De este modo, la Ley 26061 puso fin al patronato de menores, en el orden nacional y provincial, al derogar la ley 10903 que imponía en cabeza de los jueces la protección de los menores, atendiendo a su salud, seguridad, educación moral e intelectual del menor, proveyendo a su tutela. En otras palabras, ante la situación de desamparo y riesgo, los niños quedaban bajo la tutela del juez de familia, quien era el encargado de velar por su integral protección.

Terrorismo y crueladad de estado.

Prohibido jugar

En 1866, designado por el presidente Juárez Celman, asumió la Jefatura de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires el Coronel Aurelio Cuenca. Su gestión se inaugura con un edicto “Se prohibe que los menores se entretengan en el juego del barrilete en la vía pública”. Son solo un ejemplo de las políticas consrvadoras del siglo pasado.

Los niños, niñas y adolescentes privados de su libertad son regidos por la Ley Nº 22.278, promulgada en la última dictadura militar argentina. Es decir, los preside una impronta autoritaria, previa a la Convención de los Derechos del Niño: al menor se lo condena como a un adulto.
http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/110000-114999/114167/texact.htm

Torturar desde el centro Agote

El centro Agote depende del siniestro Consejo de Derechos de Niñas Niños y Adolescentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y aloja  adolescentes varones con causas en trámite ante la justicia nacional de menores. Este Consejo sinisetro no da informes a la prensa así que supuestamente calculamos que al 1 de septiembre del 2020 debeían haber nueve internos.

Dada la situación de pandemia originada por el Covid-19, se han tomado medidas para reducir el peligro de contagio como la reducción de personal, suspensión de visitas y la concurrencia de talleristas y docentes. En otras palabras, lo pibes, están más solos que Kun Fu el día del amigo.

Sigue funcionando a pesar de los años. Es increible que este centro de tortura esté abierto

De el presupuesto ejecutado de los últimos 50 años no hay nada, ni gracias, nadie sabe nada. Aun no sabemos quien es el director en plena democracia y en pleno 2020.

a) Sector de “Preegreso” El primer lugar al cual se ingresó fue el sector de preegreso, ubicado en planta baja, el cual tiene una capacidad total para 3 camas

b)  Sector “Sarmiento” En segundo lugar se ingresó al sector denominado “Sarmiento”, lugar de alojamiento colectivo, que cuenta con capacidad para alojar 14 adolescentes

c) Sector “Sanidad” Lo primero que se observa al ingresar a este sector es un pasillo sobre el cual se ubican diferentes celdas de alojamiento. A diferencia de los sectores anteriores, los que se trataban de dormitorios colectivos, este se encuentra constituido por celdas de alojamiento individual o para dos personas.

Las dimensiones de las celdas dobles es de 3.10 mts de largo por 3 mts de ancho con una altura de 3.75 mts y una superficie de 9.30 metros cuadrados. En todas las celdas se observó falta de mantenimiento y de higiene apropiada. El estado de la pintura era inadecuado. La iluminación y ventilación, tanto natural como artificial, era insuficiente o hasta incluso inexistente. La iluminación artificial proviene de una lámpara cenital con protección de metal desplegado.

III. d) Sector “Dormitorios” El sector denominado “Dormitorios” fue el último inspeccionado, este se sitúa sobre el final del pasillo donde se encuentran todos los sectores de alojamiento. Cuenta con capacidad total de 17 plazas y a la fecha había 9 a 14 jóvenes alojados, no se sabe ni dan información veraz.

III. e) Sectores de Espacios comunes Finalizado el recorrido por los distintos sectores de alojamiento se procedió a relevar los espacios comunes, empezando por el sector de Educación. El mismo comprende un total de 8 aulas de 6 mts de largo por 3.80 mts de ancho y 3.5 mts de altura.

Las peores condiciones se registraron en los sectores de Preegreso, Sarmiento, Sanidad y Dormitorios; específicamente en los espacios destinados al descanso nocturno y los comedores o salones de usos múltiples –SUMde cada uno de los distintos sectores de alojamiento. En todos ellos, la iluminación y ventilación natural es prácticamente nula, convirtiendo a los espacios en muy oscuros y lúgubres.

Ejemplos de abandono y tortura

Privados de la libertad ambulatoria: «Fuí a trabajar en una jornada de artes plásticas, un mural. Son chicos bastantes complicado, en medio de la actividad hubo una pelea, los guardas estuvieron muy atentos y calmaron los ánimos enseguida. Fue una gran susto»

Hubo incidentes y heridos en el instituto de menores Luis Agote 12 Oct 2017
En la madrugada del jueves 12 de octubre se produjeron incidentes que derivaron en adolescentes y personal heridos, algunos de gravedad, en el Centro de Régimen Cerrado (CRC) “Luis Agote” (Charcas 4602).

.

La última fuga último día de febrero del 2001

La crónica djo «La última fuga ocurrió en la madrugada de ayer, pasadas las tres. Cinco jóvenes de 20, 18 y 17 años evadieron los controles de cuatro guardias, se dirigieron al fondo del predio y treparon con sogas el muro de 15 metros que separa el instituto de un terreno baldío situado en Fray Justo Santa María de Oro al 2200».

CRONICAS DE UN QUEMADO. Año 2014

El titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°46, Adrián Pérès, solicitó al juez a cargo del Juzgado de Instrucción N°27, Alberto Baños, que cite a prestar declaración indagatoria a Lidia González y Luciana Fernanda Páez, en su carácter de directora y vicedirectora respectivamente del Centro Socioeducativo de Régimen Cerrado “Dr. Luis Agote” por la muerte de Diego Iván Borjas, un joven de 17 años que falleció el 2 de diciembre de 2014 a raíz de las quemaduras sufridas al incendiar un colchón dentro de la celda en la estaba recluido. La medida también alcanza a los empleados de seguridad Eduardo Morales, Marcelo Humberto Fernández y Luis Troche.

Borjas nació el 12 de diciembre de 1996 y tenía una condena dictada por el Tribunal Oral de Menores N°1 como coautor de un robo agravado por ser cometido en poblado y en banda, y un robo simple, ambos en grado de tentativa. Borjas estaba institucionalizado desde el año 2012. Desde el 20 de mayo de 2014, la justicia había resuelto su alojamiento provisorio en el Centro Socioeducativo de Régimen Cerrado “Dr. Luis Agote”, ubicado en la calle Charcas 4602, dependiente de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En la mañana del 26 de noviembre de 2014, por orden de la vicedirectora Páez, Borjas fue trasladado desde el “Sector Dormitorio”, por 48 horas, a una de las celdas del sector “Ex ingreso” del Instituto, como castigo por haber agredido verbalmente a un referente de la institución, falta que se encuentra contemplada por la Resolución 991/09 de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. Dicho sector es un lugar oscuro, que consta de cuatro celdas, de 3 x 1,8 metros, comunicadas entre sí por un pasillo, las cuales carecen de servicios de agua y sanitarios y sólo ingresa luz por una ventana de vidrio fijo, de pequeñas dimensiones siendo la única fuente de ventilación la diminuta reja ubicada de manera contigua al vidrio.

Aproximadamente, a las 20:30 de aquel día, un empleado escuchó gritos provenientes del sector “Ex ingreso”, que referían a un incendio. Al llegar a lugar, el empleado pudo ver desde la celda de Borjas salía humo y fuego. En el lugar no había ningún encargado de seguridad y la puerta de la reja estaba con llave. El empleado intentó guiar a Borja para que extinguiera las llamas y ante la imposibilidad del joven, recurrió por ayuda. A los minutos apareció otro empleado con una llave, pero esta no servía. Luego apareció Eduardo Morales, quien pudo abrir el candado de la reja, pero demoró en abrir la puerta de la celda, para finalmente rescatar al joven y asistirlo.

Según estableció el peritaje del Departamento Técnico Investigativo de la División Siniestros de la Superintendencia Federal de Bomberos, el fuego se situó en “la celda en donde se hallaba alojado Borjas y que la causal del evento estuvo vinculado a la acción de un elemento ígneo capaz de genera llama libre (como un fósforo, un encendedor o bien mechas de papel previamente encendidas), cuyo potencia térmico se trasladó al colchón con el que se hallaba provista la celda”.

Borjas falleció el 2 de diciembre de 2014, en el Hospital de Quemados, como consecuencia de congestión y edema pulmonar y quemaduras graves, tal como estableció el Cuerpo Médico Forense.

Conforme las pruebas colectadas, el fiscal Pérès pudo determinar que la vicedirectora Páez emitió una sanción ilegal a Borjas, dado que en el acta no se le hizo saber al joven cuál era el hecho que se la atribuía sino que simplemente se lo anotició de haber agredido verbalmente a un referente institucional. Además dicha sanción era ilegal pues contrariaba la misma Resolución 991/09 y está prohibida por las Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de los Menores Privados de Libertad.

Asimismo, el representante del Ministerio Público Fiscal le endilga responsabilidad a la Directora Lidia González pues, en su carácter de máxima autoridad del establecimiento “de haber percibido la comisión de un hecho que infringe directamente las bases normativas que regulan el funcionamiento del lugar, debió haber arbitrado los mecanismos necesarios para revertir tal situación”.

Por otro lado, el fiscal les reprocha a las autoridades haber obligado al joven “a permanecer en un sitio provisto de un colchón que carecía del tratamiento ignifugo apropiado, de manera tal que, al encenderlo Borjas en señal de protesta, éste comenzó a arder rápidamente, emanando una gran cantidad de gases tóxicos y llamas que le determinaron las quemaduras fatales que el joven padeció”.

En relación a los empleados de seguridad, Pérès consideró que era el Ayudante de 5ª Eduardo Morales quien debía estar en el puesto de vigilancia del sector “Ex ingreso”, pero no lo hizo, lo que impidió el rápido auxilio del joven. Respecto al Ayudante de 5ª Marcelo Fernández, este estaba específicamente designado, el día del hecho, para cumplir con las tareas de vigilancia que demandaba el sector donde se produjo el siniestro, mientras que el Subayudante Luis Troche era el Inspector de Turno encargado de velar porque cada uno de los sectores del instituto estuviera vigilado.

Por todo ello, el fiscal solicitó la indagatoria de las autoridades y empleados en la inteligencia de que incumplieron los deberes propios de sus funciones dentro del Centro Socieducativo, todo lo cual tuvo incidencia directa en la muerte de Diego Iván Borjas, ya que, no sólo se encontraba en una situación de encierro, sino que además, fue trasladado a una celda de aislamiento que no contaba con las condiciones mínimas de salubridad y dignidad, por lo que, en ese contexto, el joven habría iniciado el incendio, y el fuego se habría propagado en razón de la inobservancia de las normas de seguridad en lo relativo al tratamiento ignifugo de los colchones.

EJEMPLOS DE ODIO Y MALDAD

07 de junio, 2019.

Procesaron por homicidio culposo a funcionarios del Centro de Régimen Cerrado “ Dr. Luis Agote”.

El pasado 29 de mayo, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 27, a cargo de Alberto Baños, dictó el procesamiento de 6 funcionarios del Centro de Régimen Cerrado “Dr. Luis Agote”, dependiente por aquel entonces de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF), por el homicidio culposo de Diego Iván Borjas, quien falleció tras un incendio en la celda de aislamiento en la que se encontraba ilegalmente alojado en el año 2014. Entre los procesados, figuran la directora y vicedirectora del establecimiento y funcionarios encargados de la seguridad del lugar, quienes debían velar por la custodia y protección de la víctima. La Procuración Penitenciaria de la Nación interviene como querellante en la causa.

El día 26 de noviembre de 2014, Diego Borjas había sido sancionado por la vicedirectora del establecimiento por haber agredido verbalmente a un referente de la institución, disponiéndose, sin notificar a su juzgado a cargo, el traslado a una celda de aislamiento, carente de agua y servicios sanitarios y con escasa luz y ventilación natural. Aproximadamente a las 20:30, se produjo un incendio en su celda, el cual se propagó rápidamente, lo que le provocó una serie de quemaduras y finalmente la muerte de Borjas el día 2 de diciembre en el Hospital del Quemado como consecuencia de congestión, edema pulmonar y quemaduras graves.

El juez Baños fundamentó su decisión destacando lo siguiente: “El incendio no hizo más que poner al descubierto la precariedad del sistema que debía ser sigilosamente contralado por las autoridades del centro, toda vez que no hubo una vigilancia adecuada, los colchones eran de goma espuma y no ignífugos, como se recomienda en lugares de encierro, y las sanciones disciplinarias tenían evidentemente más un fin de castigo que educativo como manda la ley. Todas estas cuestiones, reitero, tuvieron relación directa en la producción del resultado muerte, lo que torna a todos los incusos en responsables de ello. El siniestro no fue un caso aislado como se expuso, las falencias eran bien conocidas por quienes allí trabajaban, hubo muchas alarmas que fueron ignoradas o desatendidas por quienes debían cuidar a Diego Borjas. Nadie se preocupó y mucho menos se ocupó de eso, tornando el hecho en una muerte anunciada y evitable”.

No puede perderse de vista que por entonces la SENAF vedaba el ingreso de organismos de control a los establecimientos de detención de niños, niñas y adolescentes, situación que la PPN pugnaba legalmente por revertir y que dados los hechos de esta causa hacen evidente la importancia de que mecanismos independientes ejerzan sus facultades sobre cualquier lugar de encierro y privación de libertad. Es por ello, y dadas las facultades que esta PPN tiene establecidas mediante las leyes 25.875 y 26.827, es que oportunamente se solicitó, y actualmente se interviene, como parte querellante en el proceso.

Hoy en día, tras un fallo que emitió la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el año 2016, la PPN se encuentra facultada legalmente para proteger a todos derechos de los niños, niñas y alojados en los centros de detención, así como cualquier otro lugar de encierro a partir de la ampliación de sus facultades con la sanción de la Ley 26.827 que crea el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.

ANTECEDENTES DE UN PAIS GORILA

Los niños anarquistas

La Revista Caras y Caretas refleja en sus páginas un fenómeno surrealista para la época…»Hasta los muchachos toman participación activa en la guerra al alquiler. Frente a los objetivos de nuestras máquinas, desfilaron cerca de trescientos niños y niñas de todas las edades, que recorrían las calles de la Boca en manifestación, levantando escobas “para barrer a los caseros”. Cuando la manifestación llegaba a un conventillo recibía un nuevo contingente de muchachos, que se incorporaban a ella entre los aplausos del público” . La huelga de los inquilinos fue protagonizada por las mujeres tanto en Barracas como en La Boca. Todos los valores se habían invertido, la vivienda se  había  vuelto fábrica, las escobas fusiles, las bombas globos de sal. La mujer, personaje irrelevante en política se vuelve protagonista.
Pero en La Boca, especialmente, fueron los niños los que salieron a la calle en manifestación, invirtiendo así todos los valores admitidos hasta entonces. Toda esta grieta en la historia de una Argentina que se acerca al Centenario y esta naciente y descomunal trasgresión social preocupa sobremanera a la oligarquía política de entonces. La Prensa describe la acción represiva a mujeres y niños a cargo del valiente y gallardo Coronel Ramón L. Falcón: «A las 7 a.m. se situaban frente a la casa 112 hombres del cuerpo de bomberos, 50 del escuadrón de seguridad y 50 de infantería. Los bomberos armaron dos líneas de mangueras y se colocaron frente a la casa: el interior de ésta fue ocupado por bomberos armados a máuser y por agentes del departamento de policía. »

«Anarquista se nace» decía el Coronel mirando a Miguelito Pepe, un orador anarquista de sólo 15 años que allá en 1907, en la Huelga de inquilinos les hablaba a los chicos y sus madres sobre la injusticia, la miseria y la justa explosión de los explotados. El coronel odiaba a esa gente sucia, extranjera, con ideas raras… hay que matarlos de chicos pensaría como otros coroneles de otros años. En la única foto que se conserva se lo ve a Miguelito arriba de una mesa con gesto de orador. Vinieron los desalojos, los tiros y Miguelito quedó herido en un brazo, el que levantaba para hablar. «Barramos con las escobas la injusticia de este mundo» se le escuchó decir. A los pocos días, una hermosa manifestación de escobas recorría Buenos Aires, miles de escobas como armas barriendo la Tierra y el cielo, anunciando tormentas de rayos rojinegros” .

Dice el Dr. Luis Agote, consternado ante estos hechos…-¿Qué  deberíamos hacer con esos chicos? “… constituyen un contingente admirable para cualquier desorden social siguiendo por una gradación sucesiva de esta pendiente siempre progresiva del vicio, hasta el crimen, van a formar parte de esas bandas anarquistas que han agitado la ciudad en el último tiempo».

Niño pobre = delincuente

El Dr. Luis Agote evidentemente ya casi fuera de quicio, sostiene: “Yo tengo la convicción profunda de que nuestra Ley falla si no llegamos a suprimir el cáncer social que representan 12 a 15 mil niños abandonados moral y materialmente(que) finalmente caen en la vagancia y después en el crimen”. El diputado conservador proponía algo muy simple: “recluirlos en la isla Martín García. Allí hay condiciones suficientes para el alojamiento de 10 mil menores vagabundos», quienes «provistos de elementos de trabajo, y bajo una buena vigilancia moral, se convertirán en hombres buenos y sanos para el país». Quienes lo auxiliaron en sus fundamentaciones no se privaron de exponer la verdad respecto de la esencia de la ley 10903: «El Estado tiene el derecho de secuestrar a los menores cuya conducta sea manifiestamente antisocial, peligrosa, antes de que cometan delitos…No hay en ello restricción de libertad civil: el menor no la tiene y sólo se trata de sustituir la patria potestad por la tutela del Estado». Se seguía así dentro de la lógica que creara el complejo tutelar del ideario sarmientino que sostenía…“El niño no tiene derechos, no tiene por sí representación, no es persona según la ley. Es menor”

FUENTES

“REGLAMENTO GENERAL DE REGISTRO E INSPECCIÓN APLICABLE A DISPOSITIVOS PENALES JUVENILES DEL CDNNyA”

https://www.ppn.gov.ar/pdf/ejestematicos/PROTOCOLO%20REQUISA%20NNyA%20%20Observaciones.pdf

Informe Relevamiento Integral Centro de Régimen Cerrado Dr. Luis Agote Visita del 5 de septiembre de 2016
https://www.ppn.gov.ar/pdf/ejestematicos/NNyA/Informe-Instituto-Luis-Agote.pdf

Procuracio Penitenciaria de la Nación
https://www.ppn.gov.ar/ejes-tematicos/colectivos-vulnerables/ninos-ninas-y-adolescentes-en-prision

https://www.ppn.gov.ar/pdf/ejestematicos/NNyA/Informe-Instituto-Luis-Agote.pdf

https://palermonline.com.ar/wordpress/el-lenguaje-tumbero/

error: Content is protected !!