Monumento Carlos Tejedor en Plaza Sicilia del Barrio de Palermo.

Está claro que la Plaza Sicilia parece un cuento de Caperucita Roja, pero su diseño entraña la conspiración contra Juan Manuel de Rosas. Muy actual y muy gorila. «Todes Seguimes en grietes». Monumento Carlos Tejedor en Plaza Sicilia del Barrio de Palermo. La marca gorila de la grieta en el diseño súmmum de una plaza de Palermo.




En una punta Sarmiento, en la otra Carlos Tejedor, es como si los diseñadores de esta plaza donde se encuentra el Jardín Japonés nos quieran  recordar todo el tiempo la existencia de la grieta. Recordemos que todo Palermo fueron terrenos de Juan Manuel de Rosas. Pero aclarado esto, por que no somos tontos… No nos detendremos en este problema histórico de cabotaje, eso se lo dejamos a los historiadores.  Más bien nos detendremos en el Monumento y en el resumen de la vida de  Carlos Tejedor y el escultor que lo hizo en mármol  Lucio Correa Morales.

Monumento Carlos Tejedor en Mármol de carrara.

Violet


Una obra de Lucio Correa Morales con altura total de 3,50 metros sobre un basamento cuadrangular de granito lustrado con una figura femenina en bronce que simboliza la historia. La escultura de mármol de Carrara evoca de pie, en actitud pensante un momento de reflexión de este hombre de carácter aguerrido y brillante pensador del siglo XIX (Obsérvese además detenidamente el detalle de sus ropas y la postura de su cuerpo) Político, escritor y jurisconsulto argentino. Ocupó diversos cargos públicos: Ministro de Relaciones Exteriores durante la presidencia de Sarmiento, Director de la Biblioteca Nacional, diputado, gobernador de Buenos Aires, entre 1878 y 1880, etc. Tuvo activa participación en la firma del Pacto de Flores por el cual Buenos Aires se comprometía a aceptar la Constitución de 1853. Participó en la redacción del Código Penal de la Nación Argentina.

Carlos Tejedor

Carlos Tejedor (Buenos Aires, 4 de noviembre de 1817-3 de enero de 1903) fue un jurisconsulto y político argentino, gobernador de la Provincia de Buenos Aires (1878-1880). Fue una de las más intransigentes figuras del centralismo porteño.

La época de Rosas.

En 1839 formó parte de la llamada conspiración de Ramón Maza contra el entonces gobernador de Buenos Aires a cargo de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina, Juan Manuel de Rosas.

La captura y asesinato de los Maza por parte de la Mazorca lo llevó a huir a Chile, donde participó en política dando su apoyo a la candidatura de Manuel Montt. Al triunfar las fuerzas antirrosistas en la batalla de Caseros se decidió a volver a Buenos Aires.

Privilegios aduaneros y portuarios

Junto con Adolfo y Valentín Alsina, José Mármol y Pastor Obligado, abogó por una separación radical entre Buenos Aires y el interior para defender los privilegios aduaneros y portuarios de la primera, oponiéndose al sistema federal preconizado por Justo José de Urquiza, de acuerdo a lo estipulado en el Acuerdo de San Nicolás. Formó parte de la Logia Juan-Juan, que promovía secretamente el asesinato de Urquiza.

Los aislacionistas de Obligado en la Batalla de Cepeda

Tras la derrota de los aislacionistas de Obligado en la Batalla de Cepeda, fue enviado junto a Juan Bautista Peña como delegado ante las fuerzas de la Confederación, estacionadas en San José de Flores; su reunión con ellos llevó al Pacto de San José de Flores, en el que Buenos Aires aceptaba reincorporarse y jurar la Constitución del 53. Sin embargo, abogó por no entregar la Aduana del puerto de Buenos Aires a la Nación, lo que agudizaría las hostilidades entre las provincias y llevaría, en 1861, a la Batalla de Pavón, en que Mitre impondría los intereses porteños al gobierno federal.

Los tratados con España

En el ínterin fue canciller de la provincia portuaria, puesto desde el cual tuvo fuertes enfrentamientos con el Ministro de Interior del presidente Santiago Derqui, Juan Gregorio Pujol, por causa de los tratados con España gestionados por Juan Bautista Alberdi por mandato del gobierno federal, que fomentaban el establecimiento de peninsulares en territorio argentino.

Fue diputado nacional en 1866, 1874 y 1894; Procurador General de la Nación, Ministro de Relaciones Exteriores, Director de la Biblioteca Nacional y Embajador ante el imperio de Brasil.

Su labor docente estuvo vinculada a la cátedra de derecho penal de la Universidad de Buenos Aires en 1857, aunque la dejó para dedicarse a la redacción del proyecto del código penal encargado por Mitre.

En 1875 Nicolás Avellaneda lo designó Procurador general de la nación. Entre el 19 de junio de 1876 y el 7 de julio de 1877 se desempeñó como decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

El 1 de mayo de 1878 asumió como Gobernador de la provincia de Buenos Aires.

El 1 de mayo de 1878 asumió como Gobernador de la provincia de Buenos Aires. Tejedor era la figura porteña más destacada en oposición a Julio Argentino Roca, Ministro de Guerra de Avellaneda. Ambos se perfilaban como candidatos a sucederlo. Se enfrentaron electoralmente, y Tejedor perdió en las urnas. Tejedor ordenó movilizaciones militares y la formación de milicias para adiestrar a los ciudadanos bonaerenses en el manejo de las armas. El Congreso sancionó una ley que prohibía a las provincias la movilización sin permiso expreso federal, pero Buenos Aires la desconoció, y cuando el gobierno federal ordenó la requisa de un barco cargado de armas destinadas a la milicia provincial, el coronel José Inocencio Arias impidió, por orden de Tejedor, la maniobra de las fuerzas nacionales.

Ante la actitud beligerante, Avellaneda dispuso el retiro del gobierno federal de la ciudad de Buenos Aires y decretó la designación del pueblo de Belgrano, entonces fuera del ejido porteño, como sede transitoria de gobierno; el Senado, la Corte y parte de la Cámara de Diputados se trasladó allí, antes de que el ejército nacional al mando de Roca sitiara Buenos Aires. El enfrentamiento fue particularmente cruento; tras feroces combates en Puente Alsina, los Corrales y en San José de Flores, las tropas de Tejedor fueron derrotadas. Por un acuerdo gestionado por Mitre, se dispuso el desarme de la milicia provincial y la renuncia de Tejedor, que renunció a la gobernación en favor del vicegobernador José María Moreno.

Las cosas estallaron el 2 de junio de 1880. Ese día, Tejedor, en actitud desafiante, había desembarcado una gran cantidad de armamento. Entonces, Avellaneda se retiró a Belgrano, se puso bajo la protección del Ejército e instaló allí el Gobierno Nacional. Declaró que no volvería a Buenos Aires mientras se mantuviera la insurrección armada. Al mismo tiempo, por telégrafo, convocaba a las provincias a enviar fuerzas para sostener al gobierno constitucional. El Ejército y las fuerzas rebeldes chocaron en Barracas, Los Corrales y Puente Alsina, en combate con un saldo de cerca de 3.000 muertos. Tejedor se dio cuenta de que no podía resistir a las fuerzas nacionales y, por medio del general Bartolomé Mitre, encaró negociaciones de paz, cuya primera condición fue su renuncia al gobierno. Es conocido lo que siguió. El Congreso declaró Capital Federal a Buenos Aires y Roca asumió la presidencia de la Nación.

Por lo demás, durante su gestión Tejedor creó cuatro nuevos partidos (Marcos Paz, Necochea, Balcarce, y Suipacha), se preocupó por mejorar las tareas de recaudación y llevó a cabo numerosas obras públicas, tales como el trazado de caminos del norte y el oeste, y obras de salubridad en la ciudad y el Riachuelo. Para hacer frente a estas inversiones, pidió un préstamo de 150 millones de pesos a la casa Samuel Bale y Cia. Sin embargo, la necesidad de armar y sostener a sus milicias desde 1879 comenzó a erosionar la capacidad de pago de la Provincia, y muchas de estas obras fueron postergadas.

En 1894 fue electo nuevamente diputado nacional, distinguiéndose como versado jurista y buen orador. Fue también redactor del Código Penal de la Nación Argentina y profesor de la Universidad de Buenos Aires. Publicó un libro al que llamó La defensa de Buenos Aires sobre los episodios de 1880.

En 1894 fue electo nuevamente diputado nacional

Escribió obras de derecho penal, federal y mercantil. Su obra más importante fue el Curso de Derecho Criminal de 1860, reeditado en 1871, dividido en dos tomos, uno para las Leyes de Fondo y el otro para las Leyes de Forma.

De ideas liberales, se inspiró para la redacción del Código en las doctrinas de Chauveau, Bentham, Rossi y Tapia. Las notas del Proyecto de código penal, valen tanto como si fuesen una obra aparte. Cita allí otros autores Filangieri, Carmingani, Hélie, Bacon, y Mittermaier.

Lucio Correa Morales

Lucio Correa Morales (1852-1923) fue un escultor argentino, considerado como el pionero de la escultura en su país.

Lucio Correa Morales surgió en la época en que se fundaban la Sociedad Estímulo de Bellas Artes, y en 1893 el Ateneo de Buenos Aires, y fue el primer escultor importante que tuvo Argentina. Era el esposo de Elina González Acha de Correa Morales y el padre de la pintora Lía Correa Morales.

Gracias a una beca otorgada por el presidente Domingo Faustino Sarmiento en 1874 pudo viajar a Florencia, donde estudió en la Real Academia de Bellas Artes hasta que regresó al Argentina en 1882, cuando expuso sus primeras dos obras relevantes: Indio Pampa y El Río de la Plata, elogiadas por la crítica.

En los siguientes 40 años siguió creando con éxito obras notables como Falucho, El gaucho, La cautiva, La ondina del Plata -dos versiones- inspiradas en la vida argentina, y asimismo estatuas de importantes personajes de la historia del país como, Juan Bautista Alberdi, Francisco Laprida y Mitre.

Correa Morales realizó numerosos viajes por el territorio argentino, en los cuales se aplicó en la observación y el estudio de criollos y aborígenes, tipos humanos que inmortalizó en sus más sensibles creaciones.

Ejerció una notable docencia en la Universidad de Buenos Aires, la Escuela Normal de Profesores y la Sociedad Estímulo de Bellas Artes. Su influencia en la escultura argentina fue sumamente trascendente por sus obras y por los brillantes discípulos que formó, como Rogelio Yrurtia, Pedro Zonza Briano y Miguel Ángel de Rosa.

Reseña de la inspiración de algunas de sus obra

Lucio Correa Morales es autor de esculturas funerarias, monumentos conmemorativos, escultura ornamental. Una de sus obras más conocidas es La Cautiva donde muestra a una aborigen cautiva de los blancos junto a sus hijos. La mujer mira fijamente al frente, anhelando sus tierra y su gente. La obra en mármol actualmente se encuentra frente a la Facultad de Derecho de la UBA. Correa Morales explicaba que siendo muy joven tenía en su casa a una de estas cautivas y que está un día se abrazó con mucha pena a unos de los niños «blancos» de la casa y haciendo esto ella dijo «yo tenía mis hijos que eran parecidos a estos».

En cuanto a la modesta estatua del «Negro Falucho», homenajea a todos los «negros» que ayudaron a la libertad de América en la lucha por la Independencia.

Otras obras de Correa Morales son el Monumento al Dr. Pirovano, a Carlos Tejedor, la Ninfa de la fuente del Jardín Botànico, monumento al Deán Funes (en la ciudad de Córdoba), bustos, animales, medallones, entre otros.

En el primer distrito del Departamento Gualeguay de la Provincia de Entre Ríos existe una escuela rural que lleva su nombre.









Links interesantes para descubrir

Palermonline. | On Line en Palermo desde 1999.
Palermo Tour. | Turismo en Palermo.
Palermo Noticias. | Barrio de Palermo.
Noticias Recoleta | Recoleta a fondo.
Belgrano News. | Belgrano mucho más que un Barrio.
Colegiales Noticias | Colegiales. El barrio que crece.
Chaca News | Chacarita. Un sentimiento.
Noticias Abasto | Abasto, historia y futuro.
e Woman | Mujer Verde.
Tech News | Lo último en Tecnología.
Milonga  | Tango, Milonga y Vals.
Noticias Capital  | Noticias de la Ciudad de Buenos Aires