Luigi Pirandello en Plaza Sicilia. Busto en Buenos Aires.

- -

Luigi Pirandello, Agrigento, 28 de junio de 1867-Roma, 10 de diciembre de 1936, fue un reconocido dramaturgo, novelista y escritor de relatos cortos italiano, ganador en 1934 del Premio Nobel de Literatura. Lo raro es que lo dejaron a fuera del Jardín de los Poetas del Rosedal. Otra de esas ideas «desgraciadas» de los Legisladores necios de la Ciudad de Buenos Aires, más arrastrados a las sobornos que a la cultura general.

En la foto que ilustra esta nota: Busto de Luigi Pirandello. La obra es del escultor siciliano Giuseppe “Pino” Cirami. Al pie puede leerse la placa: Donado por la ciudad de Agrigento (Sicilia) a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Homenaje a la colectividad siciliana en la Argentina. 19/03/2004. Comisión de Homenaje, Presidente Salvador Puzzangaro

Frases de Luigi Pirandello

Las mujeres, como los sueños, no son nunca como las deseamos.»Cada uno a su manera» (1924)

Creemos que es posible entendernos, ¡Pero no nos entendemos nunca!»Seis personajes en busca de autor» (1925)

Todos los locos están siempre armados de una continua desconfianza.»Enrique IV» (1922)

¿Y no quieres comprender que tu conciencia significa «los demás dentro de ti»?»Cada uno a su manera» (1924)

Muchas veces los más grandes pecadores, señor marqués, llegan a ser los santos más excelsos.»Seis personajes en busca de autor» (1925)

Ser educado quiere decir ser, por dentro, negro como el cuervo, por fuera, blanco como una paloma; en el cuerpo, hiel; en los labios, miel.»El hombre, la bestia y la virtud» (1919)

A veces también tengo miedo de mi sangre, que late en las arterias como, en el silencio de la noche, un confuso ruido de pasos en habitaciones lejanas…»Enrique IV» (1922)

(…) Y hacía imposible aquella venganza que, por lo menos, podía tomar de improviso contra los otros. Un ángel, para una mujer, es siempre más irritante que una bestia.»Cada uno a su manera» (1924)

¿A quién se le puede imputar? ¿A la intención, verdad? No al hecho. Si no has tenido intención…Claro que queda el hecho. Pero, a pesar de ello, no es más que una desgracia.»El hombre, la bestia y la virtud» (1919)

¿Sabe usted lo que significa «amar a la humanidad»? Significa solamente esto: «estar contentos de nosotros mismos». Cuando uno está contento de sí mismo, «ama a la humanidad».»Cada uno a su manera» (1924)

Pero a un personaje no se le da vida en vano. Criaturas de mi espíritu, aquellos seis vivían ya una vida que era la suya propia, que había dejado de ser una vida que ya no estaba en mi poder negársela.»Seis personajes en busca de autor» (1925)

Eso es: cuando no nos resignamos, vienen las veleidades. Una mujer que quiere ser hombre…, un viejo que quiere ser joven… ¡Nadie de nosotros miente o finge…!No hay que decir que todos nos hemos hecho de buena fe un buen concepto de nosotros mismos.»Enrique IV» (1922)

¿Por qué -me dije- no presento este novísimo caso de un autor que se niega a dar vida a algunos de sus personajes, nacidos vivos en su fantasía, y el caso de estos personajes que, teniendo infusa ya en ellos la vida, no se resignan a permanecer excluidos del mundo del arte?»Seis personajes en busca de autor» (1925)

El hombre experimenta una instintiva gratitud hacia la mujer que, sacrificando un poco de su pudor, demuestra querer gustar a uno solo, desafiando la malignidad de los demás; pero no puede sufrir que después esta mujer ofenda a otra que demuestra sentir por él cierta simpatía.»Diana y Tuda» (1927)

Estaba convencido de que en la vida nada se concluye, ya que no se puede encontrar ninguna verdad absoluta (relativismo total). Cualquier intento del hombre de cristalizar el fluir de la vida en una forma para sí mismo lo llevará necesariamente a fallar, porque tenemos muchas formas para los demás y, en realidad, no somos ninguno («uno, nessuno, centomila»). De hecho, hablaba del hombre como una pequeña linterna que solo consigue iluminar lo que se encuentra a su alrededor y que, de vez en cuando, se encuentra debajo de unas grandes farolas (las grandes ideologías de la historia, como el cristianismo), pero, aunque sean más grandes, su luz se queda siempre relativa al tiempo y al espacio: nada es para siempre.

Luigi Pirandello en el Teatro

Liolà, 1916
Così è (se vi pare) – Así es (si así os parece) -, 1917
La giara, 1917
Il piacere dell’onestà (El placer de la honradez), 1917
La patente, 1918
Ma non è una cosa seria, 1918
Il giuoco delle parti (Las Reglas del Juego), 1918
L’innesto, Milano, Teatro Manzoni, 29 gennaio 1919
L’uomo, la bestia e la virtù (El hombre, la bestia y la virtud), 1919
Tutto per bene (Todo sea para bien), 1920
Sei personaggi in cerca d’autore (Seis personajes en busca de autor) , 1920
Enrico IV (Enrique IV), 1922
All’uscita, 1922
L’imbecille (El imbécil), 1922
Vestire gli ignudi (Vestir al desnudo), 1922
L’uomo dal fiore in bocca (El hombre de la flor en la boca), 1923
La vita che ti diedi (La vida que te di), 1923
Ciascuno a suo modo (Cada uno a su manera), 1924
Sagra del signore della nave, 1925
La nuova colonia, 1926
Diana e la Tuda (Diana y la Tuda), 1927
Bellavita, 1927
Lazzaro, 1928
Quando si è qualcuno, 1933
La favola del figlio cambiato, 1934
Non si sa come, 1935
Sogno, ma forse no, 1931
I giganti della montagna (Los gigantes de la montaña), 1936

Luigi Pirandello en la Novela

L’Esclusa, 1901.
Il Turno, 1902.
El difunto Matías Pascal (Il Fu Mattia Pascal), 1904.
L’Umorismo, 1908
Suo Marito (Su marido), 1911.
La vira nuda, 1911.
I Vecchi e I Giovani (Los viejos y los jóvenes), 1913.
Quaderni di Serafino Gubbio o Si gira (Los cuadernos de Serafino Gubbio, operador o Se filma), 1925.
Uno, nessuno e centomila, 1926.

Las novelas de Pirandello se pueden dividir en dos grupos: sicilianas y romanas, según la ambientación y el tema.

Luigi Pirandello nunca dejó de escribir novelas a lo largo de su vida, ni siquiera cuando empezó a dedicarse al teatro. Desde 1922 empezó a reunir sus producciones en la recopilación «Novelle per un anno» (novelas para un año, en español) de las que se publicaron 14 libros y, entre ellos, uno póstumo.

Luigi Pirandello en la Poesía

Luigi Pirandello fue también poeta y publicó cinco libros de poesía en su vida:

Mal Giocondo
Pasqua di Gea
Elegie Renane
La Zampogna
Fiore di Chiave, 1912, último.

Luigi Pirandello Referencias

Leonardo Sciascia, Pirandello e la Sicilia, Caltanisseta, 1953.
E. Boschiggia, Guía para la lectura de Pirandello, O. Mondadori, 1986.
Sarah Zappulla Muscarà, Enzo Zappulla, Pirandello e il teatro siciliano, Giuseppe Maimone Editore, Catania 1986.
Mirella Maugeri Salerno, Pirandello e dintorni, Giuseppe Maimone Editore, Catania, 1987.
Sarah Zappulla Muscarà (a cura di), Narratori siciliani del secondo dopoguerra, Giuseppe Maimone Editore, Catania 1990.
Elio Providenti (a cura di), Archeologie pirandelliane, Giuseppe Maimone Editore, Catania, 1990.
Fausto De Michele e Michael Rössner (ed.), Pirandello e l’identità europea. Atti del Convegno internazionale di studi pirandelliani, Graz 18-20 ottobre 2007, Pesaro, Metauro, 2007.
Davide Savio, Il carnevale dei morti. Sconciatura e danze macabre nella narrativa di Luigi Pirandello, Novara, Interlinea, 2013.

Luigi Pirandello en su vida

El casamiento, que parecía inminente, fue pospuesto y Pirandello se inscribió en la Universidad de Palermo en los departamentos de Leyes y Letras. En el campus de la universidad cultivó la amistad de jóvenes ideólogos como Enrico La Loggia, Giuseppe De Felice Giuffrida y Francesco De Luca.

De allí pasó en 1887 a la Universidad de Roma, donde protagonizó un serio incidente con un profesor, por lo que se vio obligado a abandonar la Casa de Estudios. Se trasladó a Bonn donde se doctoró el 21 de marzo de 1891 con una tesis en alemán que versa sobre la lengua siciliana. Al poco tiempo, regresó a Italia.

El 27 de enero de 1894 en Girgenti contrae matrimonio con María Antonietta Portulano. Ese mismo año publicó su primer libro de relatos, Amores sin amor.

Desde 1897 enseñó literatura italiana en el Instituto Superior de Magisterio. Un cataclismo provoca daños irreparables en la mina de azufre en la que su padre tenía invertidos sus bienes y la dote de Maria Antonietta, lo que le causó graves dificultades económicas y una fuerte depresión. Publicó en 1904 su novela El difunto Matías Pascal, posiblemente basada en esa traumática experiencia, que se constituyó en un enorme éxito, siendo traducida rápidamente a varios idiomas.

Su acercamiento al partido fascista en los años veinte fue un hecho extraño, aunque no puede desligarse de su proximidad a cierta vanguardia italiana. Pero pidió la entrada directamente a Mussolini, tras el asesinato de Giacomo Matteotti en 1924, y apoyó al mandatario por ese hecho. Todo ello causó un gran desazón entre sus lectores y en la ciudadanía italiana sojuzgada; para algunos fue el suyo un modo de ir contra la corriente intelectual, pero lo cierto es que el Régimen le nombró a continuación presidente de la Academia Italiana recién fundada, lo cual, eso sí, más bien lo alejó de esa compañía política. Y si bien logró tanto el premio Nobel en 1934 como el reconocimiento de su valor como novelista y autor teatral, ese gesto de 1924 no ha dejado de empañar su imagen. Queda el recuerdo de su individualismo a ultranza, de su encierro ascético en una humilde caja, de su original literatura, especialmente de los relatos y las piezas teatrales.

Luigi Pirandello soldado

Luigi Pirandellon nace en el seno de una familia de clase media, de padre empresario Stefano Pirandello y madre Caterina Ricci-Gramitto.

En 1880 la familia se trasladó a Palermo, donde completó sus estudios en el liceo y comenzó a trabajar con su padre en el negocio familia del azufre (1886).

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Luigi Pirandello participó como soldado voluntario y fue prisionero por los austriacos y liberado tiempo después.

Durante la década de 1920, el acercamiento y apoyo de Luigi Pirandello al partido fascista le permitió ser nombrado presidente de la Academia de la Lengua de Italia recién fundada y asumir la dirección del Teatro d’Arte de Roma.

Luigi Pirandello Premio Nobel de Literatura.

En 1929 fue nombrado miembro de la Real Academia de Italia y en 1934 galardonado con el Premio Nobel de Literatura.









Links interesantes para descubrir

Palermonline. | On Line en Palermo desde 1999.
Palermo Tour. | Turismo en Palermo.
Palermo Noticias. | Barrio de Palermo.
Noticias Recoleta | Recoleta a fondo.
Belgrano News. | Belgrano mucho más que un Barrio.
Colegiales Noticias | Colegiales. El barrio que crece.
Chaca News | Chacarita. Un sentimiento.
Noticias Abasto | Abasto, historia y futuro.
e Woman | Mujer Verde.
Tech News | Lo último en Tecnología.
Milonga  | Tango, Milonga y Vals.
Noticias Capital  | Noticias de la Ciudad de Buenos Aires
5