Más de 12 mil jóvenes se marcharon del país durante el primer cuatrimestre del año.

El dato surge de un relevamiento realizado por la ONG Defendamos Buenos Aires y abarca la franja de entre 18 y 35 años en el ámbito de la Capital Federal y Conurbano, que dejan el país por la difícil situación económica

En medio de un contexto económico complicado, más de 12 mil jóvenes se marcharon del país durante el primer cuatrimestre del año.

El dato fue dado a conocer a través de un relevamiento llevado a cabo por la ONG Defendamos Buenos Aires en colaboración con el estudio Miglino y Abogados, los cuales recopilaron información sobre los jóvenes de entre 18 y 35 años de Capital Federal y Conurbano bonaerense que optaron por irse de la Argentina en los últimos meses.

En total, 12.300 jóvenes se han marchado en los primeros cuatro meses del 2019 en búsqueda de una mejor calidad de vida. Sobre dicho número, 6.630 personas residían en la Provincia de Buenos Aires, en tanto que 5.670 eran oriundos de Capital Federal.

Se realizaron las encuestas en 35 barrios de la Ciudad y en 50 localidades del Conurbano, incluida La Plata, donde se abordó tanto a padres como a abuelos y jóvenes, a los efectos de recopilar información sobre la partida de parientes y amigos en los últimos meses al exterior.

Según el director de Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino, las causas del éxodo recaen en que “durante el primer cuatrimestre de 2019 cerraron más de 7.026 locales comerciales en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense. Tomando un promedio de cuatro empleados por local (incluido el dueño), significa que al menos 28.034 personas quedaron sin empleo, la mayoría de ellos jóvenes de entre 18 y 35 años”.

“En el mismo lapso, nada menos que 32.200 alumnos de universidades privadas dejaron los estudios ante la imposibilidad de ellos mismos y de sus padres de afrontar los gastos de matrícula universitaria, cuotas mensuales, refuerzos, materiales didácticos, traslados y otros. Todo ello, más la recesión que no termina y los tarifazos en luz, gas y agua y el transporte, convierten a la situación económica actual en el caldo de cultivo propicio para que los jóvenes se asusten ante la situación del país y busquen otros lugares en el mundo para trabajar y vivir”, agregó.

Asimismo, Miglino dejó en claro que dichos desplazamientos no se tratan de “viajes de turismo o de estudios”, sino que remiten “a una verdadera mudanza con documentación en regla o no”.

“Los chicos que se marcharon, sus padres y amigos nos confiaron que no hay alegría entre los miles de expatriados. Son chicas y chicos que estudiaron en la universidad o al menos tienen el secundario completo y sienten que en Argentina las cosas llegaron a un punto de no retorno”, aseveró el director de Defendamos Buenos Aires.

De esta manera, la zona más afectada en Capital Federal fue Belgrano, donde 860 jóvenes optaron por marcharse al extranjero. Completaron el podio Barrio Norte con 470 y Nuñez con 400, en segundo y tercer lugar respectivamente.

A estos barrios se sumaron el Centro y Puerto Madero (300 jóvenes se fueron del país); Retiro (300); Recoleta (300); San Telmo (200); Las Cañitas (200); Villa Urquiza (200); Flores (200); Mataderos (200); Villa Devoto (200); entre otros.

Por su parte, en lo que respecta a la Provincia de Buenos Aires, el lugar donde más jóvenes se han exiliado es Pilar (700); seguido por San Isidro (600) y San Martín (500). A su vez, también se vieron afectados zonas como Ramos Mejía (400); Lomas de Zamora (300); La Plata (300); Avellaneda (300); Banfield (200); Lanús (200); Quilmes (200); Morón (200); y demás. Finalmente, Miglino destacó que los jóvenes le dieron la espalda a la posibilidad de vivir en otros países de América Latina por diversos motivos como “la inseguridad, el menor nivel de vida y la falta de expectativas laborales”.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!