Los incidentes antisemitas alcanzaron en 2019 su nivel más alto en EEUU.

Los incidentes en contra de la comunidad judía de Estados Unidos aumentaron en 2019 un 12 por ciento con respecto al año anterior, con cinco muertes, el nivel más alto reportado en el país desde que comenzó el rastreo de la Liga Antidifamación (ADL) en 1979.

La ADL (por sus siglas en inglés) dio a conocer su informe anual que reveló que la comunidad judía experimentó el nivel más alto nivel de incidentes, con más de 2.100 actos de agresiones, vandalismo y acoso reportados en EE.UU, en comparación con los 1,879 incidentes del 2018.

De acuerdo con los nuevos datos de la Liga, entre el número récord de incidentes se encuentran los «ataques despiadados y letales» contra una sinagoga en Poway (California), un supermercado kósher en Jersey City (Nueva Jersey), la casa de un rabino en Monsey (Nueva York) y una serie de ataques «violentos» en Brooklyn.

El informe de la Liga señala que hubo en concreto un 56 por ciento de aumento en el renglón de las agresiones y clasifica todos los incidentes en tres categorías: agresión, acoso y vandalismo.

La auditoría encontró que hubo, en promedio, hasta seis incidentes antisemitas en los Estados Unidos cada día del año, el nivel más alto registrado por ADL, indica el comunicado de la organización.

El año incluyó cinco muertes directamente relacionadas con esa violencia y otras 91 personas agredidas físicamente. Indica además el informe que se reportaron incidentes en cada uno de los 48 estados y Washington, D.C.

Los estados con mayor número de sucesos antisemitas fueron Nueva York (430), Nueva Jersey (345), California (330), Massachusetts (114) y Pensilvania (109), que combinados, representan casi el 45 por ciento del número total de incidentes.

La organización registró además que en 2019 hubo 270 incidentes antisemitas atribuidos a grupos extremistas conocidos o individuos inspirados en ideologías extremistas, lo que representa el 13 por ciento del número total de sucesos.

Las escuelas así como los colegios y universidades continúan experimentando un número significativo de ataques antisemitas.

«Este fue un año de actividad antisemita sin precedentes, un momento en que muchas comunidades judías en todo el país tuvieron encuentros directos con el odio», dijo Jonathan A. Greenblatt, consejero delegado de la ADL.

«Esto contribuyó a un clima creciente de ansiedad y miedo en nuestras comunidades. Estamos comprometidos a luchar contra esta creciente ola de odio, y duplicaremos nuestro trabajo con líderes electos, escuelas y comunidades para poner fin al ciclo de odio», afirmó.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!