Larreta instala un centro de aislamiento en Costa Salguero destinado a pacientes de coronavirus.

La Ciudad de Buenos Aires pondrá en funcionamiento un centro de aislamiento en Costa Salguero destinado a pacientes con cuadros leves de coronavirus. En más de 16.000 m2 podrá alojar unas 800 personas provenientes de paradores y barrios vulnerables porteños.

La apertura del espacio se da mientras las autoridades locales esperan el pico de la pandemia, que cada vez lo vislumbran más cercano, aunque incierto. “Hay que observar la tendencia. Un día detectas más, otro menos, pero la tendencia siempre es clara, y en este momento estamos en la etapa inicial de una fase exponencial”, explicaron fuentes del ministerio de Salud de la Ciudad. Hoy, el distrito registró 7153 nuevos contagios, según el parte que difunde cada mañana el gobierno porteño; 2841 pertenecen a barrios vulnerables, donde el Barrio 31 y la 1-11-14 continúan como los más comprometidos.

El centro de aislamiento dispuesto en Costa Salguero se compone de cinco sectores, tres para hombres y dos para mujeres. Tendrá 790 camas y contará con la atención permanente de enfermeros, médicos y psiquiatras. Aquellos pacientes que evolucionen en forma negativa serán derivados al Hospital Fernández y el Hospital Bernardino Rivadavia. Desde mañana llegarán allí personas alojadas en paradores o que residan en los barrios vulnerables con cuados de COVID-19 leves y que se encuentren solas. Los grupos familiares, en cambio, continuarán con el aislamiento en hoteles para que los menores puedan estar junto a sus padres.

Para hacer más llevadera la estadía, tendrán a su disposición un cine, un lugar de esparcimiento con juegos, conexión a internet y podrán recibir envíos de su familia desde el exterior. El catering, la limpieza y la provisión de elementos de higiene correrá por cuenta del gobierno porteño.

Mañana recorrerá el predio el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. En la Ciudad hoy no manejan la posibilidad de cerrar villas donde se hayan disparado los casos como sucede en Villa Azul, ubicada en el límite entre Quilmes y Avellaneda. La diferencia de densidad poblacional entre el Barrio 31, el que registra más casos en la Ciudad, y el asentamiento bonaerense, sumado a la necesidad de consensos entre autoridades y vecinos dificultarían esa medida.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!