La Fiscalía número 5, procedió a filmar a los “trapitos” en las inmediaciones del Hipódromo Argentino de Palermo

Por orden de Miguel Ángel Kessler, a cargo de la Fiscalía Penal Contravencional de Faltas número 5, se procedió a filmar a los “trapitos” que estaban en el lugar, a identificar a los mismos y a labrar las actas contravencionales correspondientes.

La Policía Federal de la Ciudad realizó en las últimas horas un operativo en las inmediaciones del Hipódromo Argentino de Palermo en el marco de tareas de prevención y represión de los “trapitos”.

Además, la policía secuestró los teléfonos celulares de los cuidacoches y todos los elementos que utilizaban para ejercer dicha actividad, como trapos y linternas.

Los uniformados tomaron los datos de nueve “trapitos”, quienes se encontraban realizando la tarea en la zona.
Tres de ellos que no tenían documentos de identidad fueron remitidos a la Oficina Central de Identificación.

Los trapitos ya no sólo se presentan en recitales, eventos deportivos o en las inmediaciones de bares y boliches. Ahora, abordan a padres que llevan o retiran a sus hijos del colegio, o en algunas cuadras del Barrio de Palermo donde jamás se vió trapitos como Mansilla y Aráoz, hasta Arenales. Palermo Viejo, Soho y Hollywood ya no hay lugares libres donde no estén.

La denuncia fue realizada por la ONG Defendamos Buenos Aires, que estima que unos 500 trapitos operan en cerca de 80 escuelas de la Ciudad y la Provincia, donde recaudan hasta $200 mil diarios. Son, al mes, 4 millones de pesos. Exigen a familias montos que van desde los 20 a los 50 pesos.