¿Qué es la cuarentena?.

Los infectólogos recomiendan evitar las aglomeraciones de gente y no compartir utensilios incluso dentro de la propia familia.

«Los cuidados fundamentales son permanecer en la casa si la persona vino de una zona de riesgo. Todo se tiene que ir compatibilizando con la realidad, no podemos pedir cosas que no se pueden cumplir», dijo  Pablo Scapellato, integrante de Sociedad Argentina de Infectología y médico del Hospital Santojanni.

«Si vive con otra persona, no compartir habitación. Limitar el acercamiento con personas, evitar los contactos físicos, higienizarse las manos, evitar los besos y las visitas», ejemplificó.

La infectóloga Laura Barcan diferenció entre los personas «de alto riesgo», que tuvieron una infección o estuvieron con personas que tuvieron coronavirus, y los que provienen de zonas de circulación del virus.

El aislamiento

El aislamiento es un procedimiento moderno utilizado en hospitales para pacientes con enfermedadesinfecciosas, como la tuberculosis. Durante el brote global de síndrome respiratorio agudo severo (SARS, porsus siglas en inglés) en el año 2003, los pacientes en Estados Unidos fueron aislados hasta que ya no fuerancontagiosos. Esta práctica permitió que los pacientes recibieran el cuidado apropiado y ayudo a contener lapropagación de la enfermedad. Los pacientes gravemente enfermos recibieron atención en hospitales, mientrasque las personas con síntomas leves recibieron atención en sus hogares.

 

 

 

 



La cuarentena es la acción de aislar o apartar a personas o animales durante un período de tiempo para evitar o limitar el riesgo de que se extienda una determinada enfermedad contagiosa. No es necesario que sea durante cuarenta días.

Las formas de aislamiento más antiguas efectivas conocidas son las mencionadas en el Pentateuco (Biblia) hace más de 3400 años, de la que se siguieron los consejos, especialmente en el caso de la lepra. A partir de los siglos XIII y XIV toma auge.

Su uso durante cuarenta días con la aparición de la peste negra en embarcaciones determinó su nombre, aunque no se basa en una razón científica, sino en el número de días que de acuerdo con la Biblia, Cristo pasó en el desierto.

Las personas infectadas fueron separadas para evitar la propagación de la enfermedad entre los antiguos israelitas bajo la ley mosaica, como grabados en el antiguo testamento. ​

Venecia tomó el liderazgo en medidas sanitarias para controlar la propagación de plagas, habiendo nombrado a tres guardianes de la salud pública en los primeros años de la peste negra (1348). La palabra «cuarentena» se origina de la frase italiana quaranta giorni, lo que significa «cuarenta días».

Para fines médicos actualmente existen las cuarentenas de periodos de ochenta y cuarenta días, dependiendo de la gravedad de la enfermedad y el país donde ocurra el evento.

En la época actual, el temor a la contaminación al regresar de la Luna (una contaminación interplanetaria) fue el principal motivo de los procedimientos de cuarentena adoptadas para el programa de la primera misión Apollo. Los astronautas y las muestras lunares fueron puestos en cuarentena en el Laboratorio de Recepción Lunar. Igualmente para las muestras de una futura misión de retorno de Marte, existe el protocolo de cuarentena para cualquier muestra proveniente de Marte; el cual se llevaría a cabo en un laboratorio de bioseguridad de nivel 4, conocido como el Mars Sample Return Receiving Facility (MSRRF).

¿Qué son el aislamiento y la cuarentena? 

El aislamiento y la cuarentena son dos estrategias de salud pública comunes que se utilizan para prevenir la propagación de una enfermedad altamente contagiosa. El aislamiento y la cuarentena mantienen separadas a las personas que están enfermas o que han sido expuestas a una enfermedad altamente contagiosa de las personas que no han sido expuestas. 

¿Cuál es la diferencia entre el aislamiento y la cuarentena? 

El aislamiento es una estrategia que se utiliza para separar a las personas que han enfermado por una enfermedad contagiosa de aquellas que están saludables. El aislamiento restringe el movimiento de las personas que están enfermas para evitar la propagación de ciertas enfermedades. Las personas en aislamiento pueden recibir cuidados en sus hogares, en hospitales o en instalaciones de atención médica designadas. La cuarentena se utiliza para separar y restringir el movimiento de personas que pueden haber sido expuestas a una enfermedad contagiosa, pero que no tienen síntomas para ver si se enferman. Esas personas pueden o no ser contagiosas. 


¿En qué casos se utiliza la cuarentena? 

La cuarentena puede ser utilizada cuando: 

 Una persona o un grupo bien definido de personas han sido expuestas a una enfermedad altamente contagiosa y peligrosa, 

 Hay recursos disponibles para el cuidado de personas en cuarentena, y 

 Hay recursos disponibles para implementar y mantener la cuarentena y proveer los servicios esenciales. 


¿Qué tipo de medidas se utilizan para poner a alguien en cuarentena?  

Existen varias estrategias de control diferentes que pueden ser utilizadas. 

Estas incluyen:

 Confinamiento voluntario a corto plazo en el hogar. 

 Restricciones de traslado para aquellas personas que pueden haber sido expuestas. 

 Restricciones en el paso desde y hacia un área.

Otras medidas para controlar la propagación de la enfermedad pueden incluir: 

 Restricciones en la reunión de grupos de personas (por ejemplo, eventos escolares). 

 Cancelación de eventos públicos, 

 Suspensión de reuniones públicas y cierre de lugares públicos (como teatros), y 

 Cierre de sistemas de tránsito masivos o mayores restricciones en el transporte aéreo, ferroviario y marítimo. 


¿Qué más puede hacer la salud pública para prevenir la propagación de una enfermedad altamente contagiosa? 

Además del aislamiento y la cuarentena, existen otras herramientas que los departamentos de salud pública pueden utilizar para prevenir la propagación de una enfermedad altamente contagiosa. 

Estas incluyen: 

• Control mejorado de enfermedades y monitoreo de síntomas. 

• Diagnóstico y tratamiento rápidos para las personas enfermas. 

• Tratamiento preventivo para las personas en cuarentena, como vacunas o medicamentos, dependiendo de la enfermedad.

 
¿Cómo se aplican el aislamiento y la cuarentena? 

En la mayoría de los casos, el aislamiento y la cuarentena se realizan de manera voluntaria. La implementación de las medidas de aislamiento y cuarentena requieren la confianza y participación del público. Sin embargo, los funcionarios de salud locales, estatales y federales tienen la autoridad para imponer el aislamiento y la cuarentena dentro de sus límites. 

Mascarillas para enfermos y cuidadores
Para la población general no son necesarias. Las mascarillas son sobre todo una herramienta para que las personas que están enfermas no transmitan el virus a la gente que les rodea a través de sus toses. También pueden ayudar a las personas que cuidan de los enfermos, aunque su efectividad en estos casos es menor.

La higiene es fundamental, como con la gripe común
Lavarse bien las manos y con frecuencia y evitar tocarse la boca, la nariz o los ojos son medidas que ayudan a coger menos infecciones como la gripe y también funcionan con el coronavirus. Como medida óptima se recomienda frotar las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Taparse al estornudar y guardar una distancia de seguridad
Como con la gripe común, es mejor estornudar en el codo que en la palma de la mano, pero aún mejor en pañuelos desechables que no se devuelvan al bolsillo. Cuando se trata con personas que tosen, estornudan o tienen fiebre, la distancia de seguridad para minimizar el riesgo de contagio sería de un metro.

¿Qué personas pueden transmitir la enfermedad?
El periodo de incubación, el que pasa entre la exposición al virus y la aparición de los síntomas, se estima entre dos y 14 días. El virus se puede transmitir cuando los infectados muestran síntomas parecidos a los de la gripe, pero también puede transmitirse antes de presentar síntomas.

¿Cuándo debería acudir al médico para ver si estoy infectado?
Deberá quedarse en casa, pero contactar con el servicio de Salud, si se sufre una infección respiratoria aguda, con toses, estornudos y falta de aire y al mismo tiempo, en los 14 días previos al comienzo de los síntomas, se ha estado en contacto con algún caso confirmado de coronavirus, se ha viajado a alguna región en la que se estén dando contagios entre personas o se ha estado en algún hospital con pacientes tratados por la enfermedad. Los servicios sanitarios valorarán su estado de salud.

 

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!