Jojoba natural, beneficios para la piel y el medio ambiente.



Es el ingrediente que está revolucionando la industria cosmética. Las marcas internacionales ya lo han incorporado a sus fórmulas. ¿De qué hablamos? De la jojoba natural, un producto completamente biodegradable, átoxico y con numerosos beneficios para la piel.

La jojoba es el ingrediente ideal a la hora de formular productos de belleza y cuidado de la piel y el cabello. Al no provenir de productos derivados del petróleo ni contener aditivos no produce alergias. Además, por su composición es fácil de combinar con otros productos. Se obtiene de un arbusto simmondsia chinensis, originario del desierto: sus semillas se prensan y así este elixir puede ser incorporado a la industria cosmética.

La jojoba posee una gran cantidad de vitamina E y, para armar las fórmulas, soporta con gran estabilidad las altas temperaturas. Sin embargo, sus grandes virtudes son los resultados en la piel, pues posee muchas propiedades cosméticas que, para sorpresa de muchos consumidores que lo desconocen, son superiores a los triglicéridos.

¿Qué hace la jojoba natural? Evita la deshidratación, la descamación y la sequedad de la piel, el cabello y los labios. ¿Cómo lo hace? Reduce drásticamente la pérdida de agua trans-epidérmica, sin interferir con la respiración normal de la piel. Y los números son contundentes: al usarla se aumenta la tersura de la piel en un 37% y la vuelve más elástica. Además, esto se nota en la reducción de las líneas superficiales y las arrugas. Por todo esto, es excelente para el cuidado de las pieles sensibles.

Como si esto fuera poco, al provenir de un arbusto que crece en el desierto, se necesita muy poca agua para cultivar sus semillas. Y, como es un producto muy similar al espermaceti (que se obtiene de la caza de ballenas) que se usa en cosmética, también contribuye a la conservación de los cetáceos.

Eduardo Quesada, Gerente Comercial de Saine & Jeune (www.sainejeune.com).

error: Content is protected !!