El Planetario de la Ciudad: Venus y Júpiter, “pegados” en el cielo.

El sábado 27, al anochecer, se verá la conjunción astronómica más impactante en décadas.

El Planetario de la Ciudad de Buenos Aires los invita a observar la conjunción Venus-Júpiter con varios telescopios, y a simple vista, desde la explanada de nuestra institución. Las observaciones estarán acompañadas por explicaciones de nuestros especialistas. Los esperamos este sábado a partir de las 18:30 hs. Actividad pública y gratuita / Cupo máximo: 500 personas.

Importante: si el sábado llueve o está muy nublado, realizaremos las observaciones el domingo, a la misma hora.
Si bien ese día el fenómeno ya no será lo mismo, de todos modos se verá algo por demás interesante.


Este maravilloso “encuentro cercano” entre Venus y Júpiter es sólo una cuestión de apariencias. Será el resultado de una alineación casi perfecta entre la Tierra y ambos planetas. Más allá de las apariencias, es bueno tener en cuenta a que distancias reales estarán los dos planetas: Venus, a 230 millones de km. de la Tierra, y Júpiter, a 952 millones de km (unas 4 veces más lejos). Datos para entender y disfrutar aún más este rarísimo fenómeno astronómico.
La antesala del show: jueves y viernes
En estos últimos días (y como resultado de sus propios movimientos en torno al Sol, el movimiento de la Tierra, y una cuestión de geometría celeste), Venus y Júpiter vienen acercándose en el cielo del anochecer. Es muy fácil verlos a ojo desnudo durante el crepúsculo vespertino, sobre el horizonte del oeste. La “brecha” aparente entre ambos se cierra día a día: el jueves 25, estarán a 2º. Muy cerca. Pero el viernes lo estarán aún más: apenas 1º. A esa altura ya lucirán como un “doble lucero”. Pero lo más importante ocurrirá al día siguiente…

Conjunción histórica
Durante el anochecer argentino del sábado 27, la distancia aparente entre Venus y Júpiter será a 4 minutos de arco. Es decir, 1/15º. Tan, pero tan poco, que a simple vista parecerán fundirse en un mismo astro “doble”. Una suerte de “8” extremadamente brillante. Para separarlos visualmente, serán necesarios, como mínimo, unos buenos binoculares. Y preferentemente, un telescopio. Venus y Júpiter no volverán a verse tan juntos en el firmamento hasta la década de 2050. Más allá de que esta conjunción se verá a simple vista, valdrá la pena observarla con telescopios: pocas veces en la vida tendremos la posibilidad de ver dos planetas tan cerca en el mismo campo visual de un ocular. Incluso, a grandes aumentos (200-300 X). Y no sólo eso: con un telescopio (incluso con un binocular) podremos ver también a las 4 lunas principales de Júpiter.

Horarios y alturas
Vamos ahora a los horarios y ubicación precisa en el cielo para este sábado. El impactante dúo comenzará a insinuarse minutos después de la puesta del Sol (18:30 hs en Buenos Aires y alrededores). En ese momento, estarán a unos 20º sobre el horizonte del oeste. Hacia las 18:45 ya será más fácil verlos, a medida que el cielo crepuscular vaya oscureciendo. A las 19:00 hs, el “doble lucero”, ubicado a 15º sobre el horizonte (y en descenso continuo), comenzará a hacerse muy patente. Y de allí, hasta las 19:30 (19:45, a lo sumo) será el mejor momento para observarlo. Luego, ya estará demasiado bajo sobre el horizonte (los dos planetas se ocultaran pasadas las 20:00 hs).

Geometría celeste
Este maravilloso “encuentro cercano” entre Venus y Júpiter es sólo una cuestión de apariencias. Será el resultado de una alineación casi perfecta entre la Tierra y ambos planetas. Más allá de las apariencias, es bueno tener en cuenta a que distancias reales estarán los dos planetas: Venus, a 230 millones de km. de la Tierra, y Júpiter, a 952 millones de km (unas 4 veces más lejos). Datos para entender y disfrutar aún más este rarísimo fenómeno astronómico.

La “yapa”
Y hay algo más. Una “yapa”: Mercurio también será de la partida. El planeta más pequeño del Sistema Solar estará a unos 5º al sur (a la “izquierda” en el cielo) del dúo Venus/Júpiter. Y si bien es cierto que no es tan brillante, se lo verá fácilmente a simple vista. Tres planetas de un solo golpe de vista. La escena completa cabrá dentro del campo visual de un binocular.
El plato fuerte de este banquete planetario, efectivamente, será el sábado. Pero como ya dijimos, el jueves y el viernes también valdrá la pena salir a mirar el cielo. Y lo mismo podemos decir del día siguiente de la máxima conjunción: el domingo al anochecer, Venus y Júpiter se habrán separado un poco, pero aún estarán a solo 1º uno del otro.
En suma: el cielo nos tiene preparado un impactante y cambiante juego astronómico. Ideal para contemplar a ojo desnudo y con instrumentos… ¡A no perdérselo!