El alcohol en gel. Complemento del agua y el jabón para lavarse las manos.

El alcohol en gel, también conocido como gel antiséptico, gel antibacterial, gel desinfectante, gel de alcohol, alcohol gel o gel limpiador bactericida, es un producto antiséptico que se emplea como complemento del agua y el jabón para lavarse las manos.



Los principios activos en la mayoría de los geles sanitizantes son alcohol isopropílico, etílico o propílico. Sin embargo, también existen geles desinfectantes sin alcohol, con cloruro de benzalconio y triclosán.

El gel sanitizante es un producto antiséptico empleado para detener la propagación de gérmenes. La cantidad de alcohol en su composición varía entre el 60% y el 65%, siendo la cantidad más común de 62%. Los geles sanitizantes con una cantidad de alcohol de 65% matan un 99,9% de las bacterias de las manos en 30 segundos, y matan entre un 99,99% y un 99,999% de la bacterias en un minuto. ​

Cuando las manos no están sucias visiblemente, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CCPEEU) recomiendan el uso del gel sanitizante para matar la mayoría de bacterias y hongos.

El microbioma (la cantidad de gérmenes del organismo) está compuesto por billones de gérmenes que entre el aparato digestivo, mucosa y la piel se estima que son entre 800 gramos y 2 kilos. Las preparaciones a base de alcohol reducen los gérmenes pero no pueden eliminar la suciedad visible o contaminación. Por ello se recomienda utilizar sólo los geles de lavado de manos en seco, sobre las manos limpias.

Cuando una mano está sucia, el alcohol en gel no hace más que revolver la mugre y al mismo tiempo, impermeabiliza la piel por la que de alguna forma los gérmenes no son expulsados, sino que quedan allí. No significa que no sea útil, sí sirve como método si se lo coloca en manos limpias, pero no posee alta durabilidad y en la mayoría de los casos no se hace un buen uso del mismo, ya que sólo se lo frota por las palmas.

Para lavarse las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol, los CCPEEU recomiendan lo siguiente:

Aplique el producto en la palma de una mano.
Frote las manos entre sí.
Restriegue el producto sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que se sequen.

Efectividad del alcohol en gel

Los fricciones con alcohol matan muchos tipos de bacterias, incluyendo las que tienen resistencia a antibióticos y la bacteria de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis). También tienen alta actividad antivírica y pueden «eliminar» efectivamente los virus con envolturas como los de la gripe el resfriado común o el VIH. También pueden matar los hongos.

Por otro lado, las fricciones de alcohol no eliminan el virus de la rabia o el norovirus.

Un experimento entre 200 trabajadores de FedEx en 2004 demostró que colocar dispensadores de desinfectante para las manos en la oficina, junto con la formación de los trabajadores acerca del uso apropiado, hizo descender del 21% el absentismo laboral.5​ En una escuela de educación primaria, el absentismo había disminuido en un 51%6​ y en un dormitorio universitario disminuyó en un 43%.

Algunos investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia han demostrado que usar el gel sanitizante para detener el resfriado es más efectivo que lavarse las manos.

Las fricciones de alcohol son aproximadamente cien veces más efectivas contra los virus, que cualquier otra forma de lavarse las manos. El alcohol isopropílico mata instantáneamente un 99.99% o más de las bacterias que no forman esporas en menos de 30 segundos.

El alcohol mata microorganismos que causan enfermedades, junto otros microorganismos que no las causan. Sin embargo, investigaciones muestran que el cuerpo repone los gérmenes «buenos» rápidamente, a menudo trasladándolos desde los brazos, donde hay menos microbios dañinos. ​

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!