Cómo se logra un efectivo proceso de lavado de manos.

– Mojá las manos con agua limpia y tibia.

– Aplicá una pequeña cantidad de jabón.

– Frotá las palmas entre sí —fuera del agua—.

– Frotá los dedos y los espacios entre ellos.

– Frotá las uñas contra las palmas.

– Frotá el dorso de cada mano.

– Enjuagá con agua corriente limpia.

– Secalas con una toalla o toalla de papel limpias.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!