Un éxito: El Festival Caballo Argentino y el Gran Premio República

La Avenida del Libertador se vistió de gala el 1° de mayo para celebrar la primera edición del Festival Caballo Argentino, que reunió a más de 100 mil personas con la intención de acercar a grandes y chicos a nuestros caballos.

Con entrada libre y gratuita, se propuso un feriado con alternativas musicales, gastronómicas, demostraciones de Pato, Polo, Salto, Equinoterapia y el tan esperado Gran Premio República Argentina.

Como ya es costumbre, el Hipódromo Argentino de Palermo volvió a presentarse como el sitio predilecto para muchísimo publico que eligió compartir la pasión del turf. En el mismo predio los más chicos encontraron su lugar con juegos de aventuras y diversas propuestas culturales, mientras participaban de una jornada de jerarquía internacional con el Gran Premio República Argentina como protagonista.

La posibilidad de compartir un feriado en familia y al aire libre con propuestas para todas las edades entorno a la tradición y cultura nacional, volvió a colocar a la actividad ecuestre en primer plano, posicionando a Palermo Hípico como zona de interés en la Ciudad de Buenos Aires, capaz de atraer el turismo nacional e internacional.

El caballo tira. Siempre hacia adelante en su camino. Tan pujante como la unión de las diferentes entidades ecuestres que celebraron el 1° de mayo con 100.000 personas en el Festival Caballo Argentino con la intención de impulsar la industria hípica como fuente generadora de empleo.

Fue una fiesta que se desplegó en la Avenida Del Libertador, el Campo Argentino de Polo y el Hipódromo de Palermo para recibir a toda la familia con una variada oferta de entretenimientos al aire libre, con entrada libre y gratuita.

Además de brindar la posibilidad de acercarse a las diferentes razas, el festival representó el puntapié inicial del programa Caballo Argentino, que trabajará en un calendario unificado de eventos vinculados a la actividad ecuestre con el apoyo de la Secretaría de Deportes de La Nación y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Los shows del Chaqueño Palavecino y los Cazurros se adueñaron del escenario montado en plena calle, al mismo tiempo que se desarrollaron demostraciones de Pato, Polo, Salto y Equitación en el Campo Argentino de Polo.

La nobleza, la confianza y la potencia del Caballo Argentino son el símbolo de una industria que sigue siendo el sustento de más de 500 mil familias y que vuelve a presentarse como una oportunidad de desarrollo para el país.