Turismo en Buenos Aires

Clases de tango, partidos de polo, paseos en helicóptero o barcos exclusivos, noches de gala en el Teatro Colón, recorridos por las tiendas de diseño de Palermo o comer en un restaurante seleccionado dentro de los 50 mejores de Latinoamérica son algunas de las atracciones del turismo de lujo en la Ciudad de Buenos Aires.

La estadía, el presupuesto y los planes, por su parte, van en consonancia con el estilo de estos viajeros que, entre otras cosas, apuestan a hoteles cinco estrellas donde los valores para una familia tipo pueden ir de u$s 180 a u$s 2.440 la noche, aproximadamente.

Para aquellos que desean admirar el paisaje porteño desde arriba, un paseo en helicóptero de entre 15 y 60 minutos va de los $ 10.000 a los $ 35.000. Sobrevuela diferentes barrios de la Ciudad y la capacidad máxima es de tres pasajeros.

A la hora de bailar, las clases de tango pueden ser privadas o colectivas y algunas ofrecen orquesta en vivo. Esta instrucción intensiva de 2×4 abarca todos los niveles y puede tomarse solo o en pareja. Abasto, San Telmo y Palermo se ponen a la cabeza de la actividad que cuesta entre $ 500 y $ 6.000.

Para los amantes del polo, octubre y noviembre son los meses indicados, cuando se disputa el Campeonato Argentino Abierto de Polo en Palermo. “La Catedral del Polo”, tal como se conoce al Campo Argentino, es el lugar elegido. Aquellos que quieran dar un paso más pueden acceder a clínicas de este deporte en los alrededores de la Ciudad.

Quienes deseen acercarse al arte tiene ateliers como el de Juan Carlos Pallarols, que hoy también es museo, como otra opción para el turismo de alta gama. En el corazón de San Telmo, frente a la Plaza Dorrego, los visitantes pueden conocer su obra, así como degustar un buen malbec en copas de plata forjada.

En el rubro gastronómico pero a nivel aprendizaje se encuentran las clases de chefs y bartenders que convierten al turista, aunque sea por un rato, en un especialista. De mano de los expertos en gastronomía y coctelería, los aprendices reciben secretos culinarios, tanto de modo colectivo como individual.

Entre las propuestas gastronómicas se destaca Tegui. El restaurante de Germán Martitegui, quien asegura ofrecer “100% de productos locales”, tiene un sistema de menú de ocho pasos y los platos cambian de acuerdo a la estación y a la disponibilidad de ingredientes a nivel nacional. El local se mantuvo durante años en el primer puesto del ranking nacional de restaurantes y, además, actualmente está en el décimo lugar entre los 50 mejores restaurantes de América Latina y 68° entre los 100 mejores del mundo.

“Desde el inicio de nuestra gestión apuntamos a los mercados de alto gasto porque lógicamente son los que mayor impacto económico aportan a la Ciudad. A través de la promoción internacional mostramos una faceta nueva al mundo, con mucho potencial y con diversas propuestas para los que buscan experiencias exclusivas poniendo énfasis en gastronomía, coctelería y diseño local”, dijo Gonzalo Robredo, presidente del el Ente de Turismo de la Ciudad.

En el Hotel Hilton Buenos Aires las tarifas promedio para un grupo de cuatro personas (dos adultos y dos niños menores de 12 años) van desde los u$s 182 + IVA en temporada baja y desde u$s 432 + IVA en temporada alta. Con este precio, los huéspedes tienen desayuno incluido y acceso al Hilton Fitness, la piscina y el solárium, dijeron desde el hotel a este medio.

En cuanto al nivel de ocupación, los voceros aseguraron que es un 5% más alto en comparación al año pasado. Respecto a quiénes eligen durante el verano este espacio ubicado en el corazón de Puerto Madero, sostuvieron que llegan familias extranjeras que vacacionan en la Ciudad, así como argentinos en busca del confort.

Las habitaciones más requeridas, en general, son aquellas que se conectan entre sí, con dos camas. Pero para niños, la más pedida es la “Barbie Room”, una habitación temática donde la emblemática muñeca es protagonista y que permanecerá en el hotel hasta fines de febrero.

Por su parte, en el Palacio Duhau – Park Hyatt Buenos Aires, en el barrio de Recoleta, “las familias suelen requerir habitaciones conectadas o adjuntas. Es decir, que tengan puerta interna o que compartan palier y tengan la experiencia de estar en un departamento”, informaron los voceros del lugar. Para esto, la tarifa para los meses de enero y febrero (en una estadía de dos noches total) es desde u$s 565 + IVA en una Park Deluxe y u$s 765 + IVA en una Park Suite con desayuno incluido. Las adjuntas en categoría Palacio tienen un precio que va desde los u$s 2.440 + IVA en Suite Boudoir y u$s 665 + IVA, reservando una habitación Twin Palace.

En el hotel cuyo perfil de clientes es 100% extranjero el nivel de ocupación es el mismo que en igual período de años anteriores, comentaron los voceros. “Enero y febrero siempre son meses de viajeros que están de vacaciones y aumenta la cantidad de familias. Muchos vienen de paso a Buenos Aires para llegar a otros destinos, por ejemplo, a la Antártida”, mencionaron.

error: Content is protected !!