“Somos médicos, no asesinos”: Se manifestaron en apoyo al endoscopista Diego Bialolenkier.

Docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y profesionales del Hospital de Clinicas apoyaron en la Plaza Houssay a Diego Bialolenkier, condenado a tres años de prisión por la muerte de Débora Pérez Volpin.

Un centenar estudiantes y docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, junto a profesionales de la Salud del Hospital de Clínicas, se manifestaron esta tarde en la Plaza Houssay en apoyo al endoscopista Diego Bialolenkier, condenado a tres años de prisión por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, informaron los impulsores de la iniciativa.

Los manifestantes se identificaron con los guardapolvos blancos de la actividad médica y llevaron pancartas con la consigna “Somos médicos, no asesinos”.

Los médicos resolvieron no dar entrevistas a los medios presentes y se limitaron a la lectura de un comunicado en el que subrayaron que “cualquier accionar que involucre negligencia, impericia u omisión deberá ser juzgado; sin embargo las razones y sus causas no implican un acto doloso, sino habitualmente una desgraciada situación en medio de una intención de curar”.

Pérez Volpin murió el 6 de febrero de 2018 mientras le realizaban una endoscopía en el sanatorio La Trinidad de Palermo, procedimiento que estaba a cargo de Bialolenkier y Puente.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!