Situación de calle y COVID-19: La Justicia ordenó medidas urgentes para los paradores”.

A raíz de una presentación judicial realizada por la legisladora Laura Velasco, con patrocinio de la CADH, el juez Guillermo Scheibler ordenó al GCBA que informe de manera urgente sobre los protocolos, testeos, vacunaciones, alimentación y seguimiento de paradores y personas en situación de calle. En caso de no contar con dichas medidas, deberá adoptarlas en un plazo no mayor a 5 días. El domingo falleció Leonardo Javier Macrio en las calles de la Ciudad de Buenos Aires. Había sido desalojado hacía 72 horas, sufría un retraso madurativo y tenía síntomas compatibles con COVID-19.

CABA, 8 de junio de 2020. Luego de los contagios masivos ocurridos en el parador de Retiro, Velasco realizó, junto a la Coordinadora Argentina por los Derechos Humanos (CADH), una presentación ante el juzgado Contencioso Administrativo N° 13 de la CABA, a cargo del Dr. Guillermo Scheibler, mediante la cual solicitaron una serie de medidas para evitar que la situación se repita en otros centros y paradores de la Ciudad. Asimismo, adhirieron y presentaron pedidos específicos la Defensoría Oficial N° 1 de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación Civil Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Según explicó la legisladora del Frente de Todos, dentro del expediente judicial el Gobierno porteño no acompañó ni ofreció ni citó documentación alguna, no acercaron ningún protocolo, ni constancias de vacunación de las personas en situación de calle, tampoco acompañaron prueba sobre cómo es estado de infraestructura de los hogares y paradores, ni qué medidas están adoptando para evitar la propagación del virus.

El sábado pasado, a raíz de estos pedidos el juzgado resolvió otorgar una medida cautelar para proteger a las personas en situación de calle en el marco de la pandemia y ordenó medidas urgentes que el GCBA deberá cumplir en forma inmediata. Al respecto, la Dra. Nadia de Rosa, abogada de la CADH, comentó: “La Justicia le ordenó al GCBA que informe todos los detalles sobre los protocolos, testeos, vacunaciones, alimentación y seguimiento de paradores y personas en situación de calle y en caso de no contar con dichas medidas, deberá adoptarlas en cinco días”.

Ayer amanecimos con la terrible noticia de que falleció Leonardo Javier Macrino, un hombre que hacía 72 horas se encontraba en situación de calle junto a su pareja por haber sido desalojados del hotel donde vivían, en el barrio de porteño de Monserrat, por falta de pago, pese a la vigencia del decreto nacional 320 que prohíbe los desalojos hasta el 30 de septiembre de este año. Tenía un retraso madurativo y presentaba síntomas compatibles con COVID-19. Según contaron los vecinos que los asistieron con abrigo y comida, desde el BAP les llevaron frazadas pero les dijeron que por su estado de salud no podían ingresarlos a los paradores, pero tampoco ofrecieron realizarles un testeo ni llevarlos a un hospital.

“Hace una semana murió Agustín, un chico de 16 años en la calle. Es el Gobierno porteño quien debe garantizar el cumplimiento del decreto nacional en la Ciudad, además de llevar adelante una política pública integral, porque está claro que las herramientas de asistencia con las que se cuenta no alcanzan. Nadie puede cumplir un aislamiento en la calle; los paradores no son suficientes para una población que supera las más de 7200 personas, pero a la vez, estos dispositivos son peligrosos porque no se toman las medidas de prevención necesarias”, advirtió la legisladora.

Y agregó: “En la Ciudad de Buenos Aires tiene que cumplirse la Ley 3.706. Por eso el año pasado, tras la muerte de Sergio Zacarías, presentamos un amparo con Victoria Donda del cual soy querellante, en relación con que los dispositivos no son acordes a la necesidad de la población. Tienen que ser centros integrales abiertos 24 horas, con equipos interdisciplinarios y políticas públicas que brinden asistencia alimentaria y sanitaria, reinserción laboral, tratamientos para personas que tienen consumos problemáticos, entre otras cuestiones indispensables para atender a esta población”.

“Queremos que el Gobierno porteño se haga cargo de las personas en situación de calle en este contexto de pandemia, con la adecuación y protección específica y necesaria. Lo sucedido en el parador de Retiro no puede repetirse y mucho menos podemos aceptar más muertes”, finalizó Velasco.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!