Se lanzó el Plan Nacional de Control de Cáncer en la Academia Nacional de Medicina.

El principal objetivo que persigue es promover la detección temprana, el tratamiento eficiente y los cuidados paliativos en forma amplia.

“El cáncer representa un 25% de las causas de muerte en Argentina detrás de la enfermedad cardiovascular y, en solo una década, todo indica que se convertirá en la primera causa de fallecimiento”, expresó el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein. Y agregó que “Argentina está entre los países con una mortalidad por cáncer ‘media-alta’”.

En ese marco y para revertir las cifras, se lanzó el Plan Nacional de Control de Cáncer en la Academia Nacional de Medicina con la presencia de especialistas, funcionarios de salud y asociaciones de pacientes. Es quinquenal y fue publicado en el Boletín Oficial. Se centra en los tumores de mama, cuello de útero y cólon.

Julia Ismael, directora del Instituto Nacional del Cáncer (INC), explicó que el plan busca llegar a 2022 con una disminución en la tasa de incidencia de los principales tumores. Además, destacó que el programa, que llevó tres años de elaboración, prioriza trabajar para reducir la incidencia de los cánceres más prevalentes, “como el de cuello de útero, el de mama y el colorrectal”.

“Este plan adecua a nuestra realidad sanitaria las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud con ideas basadas en evidencia”. Y recordó que “sabemos bien que disminuyendo el consumo de tabaco, alcohol y estimulando la actividad física es posible reducir en un 40% la incidencia de estas patologías”, expresó Rubinstein a la prensa.

“Buscamos sumar muchas más personas que se someten a ciertos tamizajes para encontrar estas enfermedades. En el caso del cáncer de cuello de útero depende de cada provincia. En algunas hay coberturas altas mientras que otras aún no lo tienen implementado. En el caso del cáncer de mama, se hacen mamografías, en promedio, a un 20% de la población “objetivo”. Y queremos llegar, en cinco años, a controlar el 70% de ese grupo. Finalmente, hoy en cáncer colorrectal la cobertura de los tests es muy baja: 5%, y vamos a llevarlo hasta el 40% para 2022”, expresó por su parte Ismael.

La experta también recordó que “dejar de consumir tabaco es la estrategia más costo-efectiva para disminuir el cáncer de pulmón: se previenen hasta el 90% de esos tumores y otros asociados incluyendo el gástrico y de vías aéreas”.

“Este año estamos licitando la compra de drogas como morfina y metadona, para poder enviar estos medicamentos a todas las provincias que lo soliciten. También estamos capacitando a expertos de todo el país, en forma virtual y real, para el manejo de esa temática. Y tenemos todo listo para lanzar un manual”, concluyó Ismael.

“Se trata de un plan sólido para el control de estas enfermedades, ya que avanza sobre el control de los factores de riesgo, la detección precoz, la vigilancia y el monitoreo y los cuidados paliativos”. Pero también destacó que Argentina debe mejorar las políticas regulatorias de control del tabaco, de publicidad del alcohol y estimular la comida saludable. Por su parte, el oncólogo Matías Chacón, que integra el consejo ejecutivo del INC, destacó que el flamante plan de control del cáncer incluye los cuidados paliativos. “En Argentina unas 600 mil personas los necesitan, pero se calcula que apenas el 5% de ellos recibe los cuidados adecuados en estas situaciones y en otras enfermedades relevantes”, expresó sobre el plan Maureen Birmingham, representante de la OPS en Argentina y quien participó del lanzamiento.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!