Los Pasos de Tango.

«Paso a paso»
Pasos. El pasos tangueros.

Baldosa.
Cadena invertida.
Cambios de dirección.
Caminata sincopada.
Contratiempos básicos con ochos.
Cunita y sacada.
Gancho y caminata sincopada.
Ganchos con respuesta.
Giro con barrida y boleo.
Giro con quebrada o gancho.
Giro con sacada y parada.
Giro con sacada, aguja y ocho cortado.
Giro con traspié y boleo.
Giro de izquierda con barrida y boleo.
Giro de izquierda y derecha.
Giro en ochos.
Giro simple.
Giro y salida a la izquierda.
La caminata «pasillo»
«La cajita».
«La cunita».
«La mordida».
Media cadena con boleo.
Molinete quebrado.
Ochos adornados.
Ochos cortados.
Ocho loco u ocho borracho.
Paso básico sincopado.
Pasos básicos con sacada y boleo.
Puente y calesita.
Sacada con giro.
Sacada con traspié.
Sacada cruzada, giro y ocho cortado.
Sacada del cruce con variantes.
Sacada y puente en un giro.
Sacadas con boleos.
Salida con adornos.
Salida con barrida.
Salida con traspié.
Toque y enrosque.
Traspié cruzado con giros.
Vaivén.



}

“Un pensamiento triste que se baila”. Así definió el compositor Enrique Santos Discépolo el tango, un estilo de baile que se convirtió en ícono de Argentina y uno de los más populares del mundo.

El tango surge en los barrios populares de varias ciudades argentinas y uruguayas a finales del siglo XIX y llamó la atención del mundo por la sensualidad e intimidad de sus movimientos. Toma nota del paso básico si quieres aprender a dominar este baile. En la Argentina de hoy, la grieta poltíca también se siente en las milongas porteñas, donde los campeones mundiales se mezclan con otros bailarines sin tapujos, por el otro tranguerías netamente comerciales que simplemente pasan música sin pasión y por el otro milongas como las de antes, nacionales y populares donde se baila con orquestas compuestas por músicos impresinantes, podemos mencionar La Catedral, La Viruta (para turistas), Zona Tango, Oliverio, donde simplemente se siente y baila.

El baile tanguero está construido sobre cuatro componentes básicos: el abrazo estrecho, la caminata, el corte y la quebrada, entendidos estos dos últimos términos clásicos como el eje de la improvisación y las figuras coreográficas que adornan la danza y que son conocidas bajo el nombre genérico de «firulete». Pero por sobre todas las cosas, el tango debe ser bailado como un lenguaje corporal a través del cual se transmiten emociones personales a la pareja.

Todo es amor
El tango trasciende y llega al corazón de los que contemplan a los bailarines, gracias a los sentimientos que ellos ponen en el baile y obviamente a la calidad de sus coreografías. Cada estrofa musical, cada pasaje, cada tango tiene distintos momentos, no se puede bailar un tango completo siguiendo un patrón de conducta idéntico para toda la melodía. Hay cadencias tristes, alegres, sensuales o eufóricas, finales silenciosos o grandiosos, música in-crescendo o música in-diminuendo, solo expresa sentimientos y estos son los que los bailarines transportan a sus pies y a todo su cuerpo.​ En la pareja varón-mujer tradicional los roles de género están sexualmente definidos. ​ Esto quiere decir que en la pareja de tango es el hombre quien crea y dirige el baile y la mujer es quien lo sigue, aportando belleza y sensualidad.

Se dice que el tango se baila «escuchando el cuerpo del otro». En el tango la pareja debe realizar figuras, pausas y movimientos improvisados, llamados «cortes, quebradas y firuletes», diferentes para cada uno de ellos, sin soltarse. Es el abrazo lo que hace complicado combinar en una sola coreografía las improvisaciones de ambos.

El baile de tango es una danza de pareja enlazada estrechamente surgida a partir de la fusión de danzas y ritmos afro-rioplatenses, gauchos, latinoamericanos y europeos. Es un baile característico de la región del Río de la Plata y su zona de influencia , principalmente de las ciudades de Buenos Aires y Montevideo, capitales respectivamente de Argentina y Uruguay, que se extendió por todo el mundo. Se caracteriza por el abrazo estrecho de la pareja, la caminata tanguera, el corte y la quebrada, y la improvisación.

El Tango ahora
http://menageatrois.com.ar/videos.html
Maximilano Serral – «Se nos rompió el amor» – Danza tango Rachel Revart y Federico Prado

¿Cuál es el riesgo de amar? ¿El amor puede transformarse en un objeto de consumo que puede ser consumido de tanto usarlo? ¿Los amantes hambrientos pueden devorar (se) por la sed de ser amados? ¿El amor es un intento fallido de dar al otro aquello que le falta? El amor como construcción imaginaria se despliega en la improvisación y, tal como en este tango, fabrica la ilusión de ser uno complemento del otro. Se le da a ese otro que no es… Ese otro que nunca será quien colme el deseo que se gesta a partir de ser el deseo del otro, y que no se agota en el otro. La ruptura de un amor que se escurre entre las manos comol a lluvia, cae con el desamor que deja el vacío inexorable de los corazones rotos. Allí nos preguntamos: ¿existe el amor o fue pura ilusión? (Dra. Raquel Tesone / FB: Rachel Revart)

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!