Palermo: la Ciudad eliminó la barrera de Cabrera

La ciudad abrirá al tránsito la calle Castillo por el avance del viaducto del tren San Martín el próximo fin de semana. Hoy fue el turno de Cabrera y a mediados de julio quedará inaugurado el viaducto aunque el ferrocarril no se detendrá en las estaciones de La Paternal y Villa Crespo ya que aún no están terminadas.

Las obras del Viaducto San Martín comprenden la elevación de las vías del ferrocarril a 8 metros de altura y a lo largo de 5 kilómetros, desde las calles Honduras y Garmendia. Como el tren corre en altura se eliminarán todas las barreras existentes, como la de la calle Cabrera.

Ya desaparecieron las de Corrientes, Córdoba, Niceto Vega, Honduras y Gorriti y en los próximos meses se eliminarán las barreras de Av. Garmendia, Jorge Newbery, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

Uno de los principales activos de la obra es la eliminación del puente de Juan B Justo: ahora la avenida corre a la misma altura que Córdoba y en la intersección habrá una parada del Metrobús.

La obra también permitió abrir siete calles, Aguirre, Vera, Villarroel, Caldas, Montenegro, Iturri y Leiva y quedan por habilitarse, además de Castillo, Concepción Arenal y Santos Dumont. “Uno podía llegar a estar parado 15 minutos”, explicó Larreta. “Con esto los vecinos ganarán tiempo para estar con su familia y más seguridad, ya que un accidente en una barrera es un accidente fatal”, sostuvo.

El San Martín hoy llega hasta la estación Villa Del Parque en lugar de arribar a Retiro, algo que trae grandes complicaciones a los pasajeros. Si bien el tren comenzará a circular a mediados de julio y llegará hasta la terminal no se detendrá en La Paternal y Villa Crespo.

Ambas estaciones quedarán elevadas por el viaducto pero aún no están terminadas. Por un lado, la estación La Paternal, que tendrá acceso sobre la calle Trelles y en la planta baja se ubicarán las boleterías, los servicios sanitarios y locales comerciales.

Tendrá escaleras y ascensores que llevarán a los andenes localizados en el primer piso. A su vez, toda la zona de la estación será puesta en valor, con nuevos bancos, iluminación LED y una bicisenda sobre avenida Warnes.

La estación elevada Villa Crespo tendrá el ingreso sobre la avenida Corrientes al área de boleterías y locales comerciales en planta baja. En tanto, en el primer piso se encontrarán los andenes, a los que se llegará a través de escaleras y ascensores.

Según las cifras que maneja la Ciudad, el Viaducto San Martín va a beneficiar directamente a 90.000 pasajeros diarios de la línea San Martín, a 250.000 usuarios de colectivos y a 260.000 automovilistas que atraviesan los pasos a nivel todos los días.

También va a impactar positivamente en más de 420.000 vecinos de las comunas 14 y 15. Además, gracias a la elevación de las vías, los vecinos van a ahorrar entre 15 y 20 minutos que antes perdían con las barreras bajas.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!