centenario

Pabellón del Centenario de Palermo. 100 años de la Revolución de Mayo.

Pabellón del Centenario de Palermo

El Pabellón del Centenario es el único edificio que queda en pie de los 35 que se construyeron para los 100 años de la Revolución de Mayo y hay proyectos para restaurarlo.
Hoy el edificio está abandonado, detrás de un hipermercado. Proponen recuperarlo e integrarlo a un gran espacio lineal que conecte Las Cañitas con Palermo.


Como muchos otros sitios de Buenos Aires, Palermo tiene también un rincón que es un «no lugar»; esos espacios barriales en donde no convergen usos vecinales, ni actividades sociales o culturales. Históricamente los bajo autopista han representado estos lugares a donde no llega la ciudad como construcción social. Por el contrario, son un muestrario de la degradación urbana. El rincón olvidado de Palermo se encuentra oculto detrás de un centro comercial, inaccesible para todos. Y sin embargo posee un valor patrimonial inusual: es uno de los 35 edificios que se construyeron para el Centenario de la Revolución de Mayo.


En su mayoría, esos edificios fueron pabellones como los que se podían ver en las ferias internacionales que se hacían en esas épocas, principalmente en Europa. Aquí fueron financiados por el Estado y por las comunidades de inmigrantes ya radicadas en el país, que anticipaban una llegada masiva para la época de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, 34 de esos edificios fueron demolidos. El que quedó en pie está atrapado entre Easy y Jumbo de Palermo, lejos de la vista de todos.

Esos terrenos son propiedad de la Agencia de Administración de Bienes del Estado -AABE- y se encuentran concesionados a Cencosud. El organismo impulsa que sean liberados y luego, subastados. Es un plan a largo plazo, pero ya existe un proyecto de transformación urbana que tiene como eje la restauración y puesta en valor del Pabellón del Centenario, hoy abandonado. Clarín habló con su creador, el arquitecto Juan Martín Flores, ganador del concurso internacional que fue organizado por la Sociedad Central de Arquitectos y auspiciado por la el Gobierno de la Ciudad y FADEA, la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos.
«El Pabellón abre hacia Bullrich y cierra hacia Dorrego. A partir de esta condición, pensamos en crear un nuevo frente hacia Dorrego. Como se trata de un Monumento Histórico Nacional, cuyas fachadas no pueden ser alteradas, se nos ocurrió diseñar unas rampas de acceso que lleguen directamente hasta el subsuelo. Es decir, se lo puede atravesar por debajo, indistintamente por donde se ingrese. Además creemos que genera la vinculación que buscábamos entre el barrio de Las Cañitas y Palermo. Con la rampa, se amplía el espacio. Esta configuración no estaba en las bases del concurso, pero hicimos esta interpretación que nos pareció interesante», contó Juan Martín Flores.

Actualmente el Pabellón se encuentra abandonado; a la estructura le crecen plantas en la cúpula vidriada y hasta árboles en diferentes partes del techo. Cencosud, por contrato, debía realizar un mantenimiento, pero nunca lo hizo; y el Estado tampoco veló por su cumplimiento.

Además de la restauración del Pabellón, el proyecto propone construir edificios en paralelo a la avenida Bullrich. Construcciones que no podrán tener más de 21 metros (serían unos siete pisos) y sin calles pasantes. La idea es que los vecinos de ese nuevo barrio ingresen con sus vehículos a nivel del subsuelo, en donde estarán ubicados los estacionamientos.

«La Ciudad tiene muchos espacios como éste, quizá no ubicados en lugares tan centrales, pero existen. ¿Cómo transformarlos, sin entregarlos a la voracidad inmobiliaria? Creo que la búsqueda debe estar centrada en generar espacios urbanos integradores. Por eso pensamos en que la pieza central de este parque lineal metropolitano sea el Pabellón y que la explanada vaya de lado a lado del terreno y vincule a Dorrego con Bullrich. Buenos Aires necesita de esa visión ‘larga’ en sus paseos, que puedas estar en un lugar y ver hacia adelante, que puedas recrear la vista», opinó Flores, titular del estudio platense SMF Arquitectos.

Vale aclarar que la Ciudad tiene una ley muy precisa respecto a la venta de este tipo de terrenos y la intervención posterior. El 65% de los metros deben ser destinados a espacios públicos, y el resto a las inversiones inmobiliarias. En este caso en particular, la ley que permite la transformación de este predio, fue votada en la Legislatura porteña en noviembre. Y como indica la ley marco, hay que observar que el 65% de «espacios públicos» incluye calles y veredas, en consecuencia el espacio no es tan verde como pretenden los vecinos en una Buenos Aires lejos de los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (de entre 15 y 20 metros cuadrados por habitante). Aquí, según cifras oficiales, se arañan los 6 metros, contando incluso canteros.


Una joya arquitectónica del pasado, con mucha historia encima, pero completamente olvidado. Una postal de una república naciente y prometedora, y la actual evidencia del desgaste evolutivo del que aún, como sociedad, intentamos salir. Es por ello que se prevé transformar el uso actual del predio, ubicado en la esquina de las avenidas Cerviño y Bullrich del barrio de Palermo, para localizar actividades culturales, recreativas y comerciales como disparadores de la recuperación del lugar. Se propone generar un 65% de espacio público y un 35% de espacio edificable, para que pueda configurase como un lugar de reunión cultural y al mismo tempo facilite la movilidad peatonal y la circulación urbana.










La refuncionalización del predio prevé un tratamiento arquitectónico con una organización en pabellones que permita articular actividades culturales y recreativas al aire libre con un basamento comercial en subsuelo para liberar la planta baja, promoviendo el uso completamente público de la misma. Se subdivirán 15.668,21 m2 y la superficie edificable máxima será de 70.000 m2.

2999, Av. Dorrego 2901, C1425 GAG, Buenos Aires

Ver esta publicación en Instagram

Pabellón Argentino en la Exposición Universal de Paris en 1889. Uno de los pabellones más grandes y bellos de la exposición. Luego desarmado y traído en barco a Buenos Aires para funcionar como Museo de Bellas Artes en las barrancas de Plaza San Martín, desde 1910 hasta 1932, cuando fue desarmado y sus piezas repartidas entre funcionarios de la época. Algunas de ellas fueron vendidas hace pocos años por Mercadolibre (!!). Una vergüenza más de nuestro vasto patrimonio perdido. . . #pabellonargentina #pabellonargentino #paris1889 #paris #exposicionuniversal #exposicionuniversal1889 #plazasanmartin #museodebellasartes #buenosaires #buenosairesantiguo #buenosairesantigua #buenosaireshistorica #buenosaireshistory #buenosairesdeayer #bsas #ba #argentina #igersbsas #igersargentina #oldspic #fotosantiguas #architecture #byn #arquitectura #antigua #buenosairesfoto #baires #ayeryhoy #buenosairesantigua #blackandwhite #blancoynegro

Una publicación compartida de E.D’Alessandro, Arquitecto (@buenos.aires.de.ayer) el



HISTORIA

https://goo.gl/maps/EceCMRdWV3rd5fpC7
https://goo.gl/maps/5vdWa8J97geax7iw5
En 1910, para la celebración del primer centenario de la Revolución de Mayo, se hicieron en Buenos Aires una serie de exposiciones internacionales de gran relevancia. Entre ellas la que tuvo lugar en el actual predio de La Rural en Palermo, dedicada a la Agricultura y a la Ganadería, que dejó como legado una serie de bellísimas construcciones que aún siguen en funcionamiento. No sucedió lo mismo con las obras de lo que fue la Exposición de Ferrocarriles y Transportes Terrestres, realizada en los terrenos donde hoy funcionan el Regimiento de Infantería 1 Patricios y el hipermercado Jumbo.


Un viejo y muy antiguo edificio, que se incluye sin dudas en esta categoría de inmuebles históricos, se halla, tal y como indica el título de la nota,completamente olvidado. Y para sumarle una pequeña cuota de misterio, está escondido, apartado de la vista del transeúnte.

Se trata de no mas ni menos que del Pabellón de la exposición Internacional del centenario de la revolución de mayo – seccion ferrocarriles y transportes -”, o también llamado “Pabellón de fiestas, correos y Telegrafos.

Hace poco más de 100 años, el país celebraba, un 25 de mayo de 1910, el primer centenario de la Revolución que sentó las bases para las luchas de la independencia conseguida recién en 1816.


El edificio fue utilizado hasta fines de los ‘80 por el regimiento Patricios para hacer la revisación médica del servicio militar, pero una vez eliminada ésta quedó sin uso olvidado y a su suerte, y cando el predio que hoy ocupa el supermercado fue definitivamente adjudicado a la firma de origen trasandino “cencosud” este monumento recibió su certificado de defunción resignándolo a una muerte lenta.

Todo un despliegue fue preparado para festejar tal fecha. Incluída la exposición que duró hasta noviembre de aquel 1910, cuando Buenos Aires crecía pujante y se postulaba como una metrópolis de gran influencia en la región, e inclusive, en el mundo. Eran otras épocas.


En 1910, para la celebración del primer centenario de la Revolución de Mayo, se hicieron en Buenos Aires una serie de exposiciones internacionales de gran relevancia. Entre ellas la que tuvo lugar en el actual predio de La Rural en Palermo, dedicada a la Agricultura y a la Ganadería, que dejó como legado una serie de bellísimas construcciones que aún siguen en funcionamiento. No sucedió lo mismo con las obras de lo que fue la Exposición de Ferrocarriles y Transportes Terrestres, realizada en los terrenos donde hoy funcionan el Regimiento de Infantería 1 Patricios y el hipermercado Jumbo.

Un viejo y muy antiguo edificio, que se incluye sin dudas en esta categoría de inmuebles históricos, se halla, tal y como indica el título de la nota,completamente olvidado. Y para sumarle una pequeña cuota de misterio, está escondido, apartado de la vista del transeúnte.

Se trata de no mas ni menos que del «Pabellón de la exposición Internacional del centenario de la revolución de mayo – seccion ferrocarriles y transportes -«, o también llamado «Pabellón de fiestas, correos y Telegrafos».

Hace poco más de 100 años, el país celebraba, un 25 de mayo de 1910, el primer centenario de la Revolución que sentó las bases para las luchas de la independencia conseguida recién en 1816.

El edificio fue utilizado hasta fines de los «80 por el regimiento Patricios para hacer la revisación médica del servicio militar, pero una vez eliminada ésta quedó sin uso olvidado y a su suerte, y cando el predio que hoy ocupa el supermercado fue definitivamente adjudicado a la firma de origen trasandino “cencosud” este monumento recibió su certificado de defunción resignándolo a una muerte lenta.

Todo un despliegue fue preparado para festejar tal fecha. Incluída la exposición que duró hasta noviembre de aquel 1910, cuando Buenos Aires crecía pujante y se postulaba como una metrópolis de gran influencia en la región, e inclusive, en el mundo. Eran otras épocas.

Allí se levantaban una serie de grandes pabellones de distintos países jalonados sobre la actual avenida Intendente Bullrich por un gran portal de acceso en estilo Art Nouveau y rematando, casi en el fondo de este predio triangular, en el Pabellón de Fiestas, Correos y Telégrafos.

De estas magníficas construcciones sólo quedó en pie este último, una joya arquitectónica por la que su autor, el arquitecto italiano Virginio Colombo, del estudio Vinent, Maupas y Jauregui, se ganó merecidamente una medalla de oro. Su composición responde al eclecticismo académico y la ornamentación (cuando todavía se mantenía) reconoce influencias de la llamada Secesión Vienesa. El frente curvo, en forma de hemiciclo, tiene una suerte de galería sostenida por grandes columnas pareadas. Por encima, una gran cúpula vidriada remataba en un grupo escultórico compuesto por cuatro figuras femeninas que sostienen, en lo más alto, un globo terráqueo.

Hoy, para encontrar este fantástico pabellón, hay que subir al estacionamiento que tiene el hipermercado Jumbo en su terraza, llegar hasta el fondo y mirar hacia la izquierda. Y allí aparece esta joya que ya no luce como lo que era. Su estado actual es lamentable, casi una ruina, tal como lo viene alertando Juan C. Grassi desde su revista. El globo terráqueo y las piezas escultóricas ya no existen. Sus muros están llenos de grietas de donde emergen arbustos. Muchos de sus vidrios están rotos; revoques y cielorrasos, caídos; las columnas agujereadas revelan su estructura interior, de hierro; los pisos de madera, casi por completo ausentes, dejan ver la perfilería y los pilares de mampostería que los sostenían.

La exposición se ubicó en la zona norte (Desde Plaza San Martín hasta el enorme Parque 3 de Febrero) Un montón de pabellones se construyeron en representación de todas las áreas y rubros productivos y artísticos (Industria, bellas artes, Agricultura y ganadería, Higiene, etc.) En ese listado se incluye el pabellón que oficia de eje de la nota en cuestión.

El pabellón estuvo abierto al público entre el 17 de julio de 1910 hasta enero de 1911, fue construido por el arquitecto Pedro Vincent y los ingenieros Maupas y Jaurégui, se inspiraron en la escuela arquitectónica de «Viena» y la «secesión vanguardista».

Según el presidente de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, el arquitecto Jaime Sorín, la responsabilidad de semejante abandono es de la empresa que obtuvo la concesión del predio a mediados de la década del 90. Y entre sus obligaciones contractuales estaba mantener en buen estado esta joyita.

A partir de 2010, el llamado Pabellón del Centenario, el antiguo Pabellón de Fiestas, Correos y Telégrafos, fue declarado Monumento Histórico Nacional, pero recién ahora, según cuenta Sorín, se está trabajando en un pliego de licitación para recuperarlo. Es una inversión importante que tiene que hacer el Estado, y está dispuesto a hacerla.

El pabellón cerró sus puertas en 1911, tres años más tarde se instaló en el predio el Regimiento de Patricios y muchos recordarán el pabellón como el lugar donde se hicieron la revisación médica para el servicio militar.
Hoy esta pequeña pieza patrimonial busca un nuevo destino. Sorín dice que varias instituciones históricas, cuando se enteraron de la licitación para refaccionarlo, se mostraron interesadas en funcionar allí. Grassi, por su lado, propone crear el Museo del Centenario, un lugar donde se exhiben muestras de fotografía, numismática y elementos históricos de las seis grandes exposiciones que se hicieron en 1910. Además de la de Ferrocarriles y transporte y la de Agricultura y ganadería, las Internacionales de Higiene, de Arte, de Industria y la de Productos Españoles. Casi por casualidad, el tema dispara otra pregunta: ¿Qué hace todavía ahí, en medio de la Ciudad y vecino del Pabellón, el Regimiento de Patricios? Tal vez así, en ese contexto, la ruina del Centenario pueda volver a lucir como el Pabellón del Centenario.


El tiempo y el supuesto «progreso» fueron devastadores con las construcciones de esta exposición. La única que aún se mantiene un pie, como reflejo de un país que fue, y que ya no es, es este pabellón. Lamentablemente, se esconde detrás del Regimiento 1 de Patricios y un gran hipermercado de firma extranjera, a tan solo dos cuadras de la Avenida Libertador, y muy cerquita del cruce entre las Avenidas Santa Fe y Juan B. Justo.

El predio que tiene una superficie de 44.766, 32 m2, está zonificado con una normativa especial dada por la Ordenanza N° 50.293 del año 1996, lo que permitió la localización de un hipermercado y locales comerciales donde se emplaza el denominado «Pabellón del Centenario de Palermo». La construcción que fue galardonada con la medalla de oro de la exposición Ferroviaria y de Transportes Terrestres en las celebraciones del Centenario en 1910, se encuentra oculta detrás del sector de carga y descarga del hipermercado, privando a la Ciudad de apreciar su valor histórico, cultural y arquitectónico. Además, por la Ley N° 4.165 se catalogó al Pabellón con nivel de protección integral y fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 2010.


LINKS INTERESANTES DEPALERMO









LINKS INTERESANTES DEL BARRIO DE PALERMO

CIUDAD DE BUENOS AIRES: BARRIO DE PALERMO COMUNA 14









Links interesantes para descubrir

Palermonline. | On Line en Palermo desde 1999.
Palermo Tour. | Turismo en Palermo.
Palermo Noticias. | Barrio de Palermo.
Noticias Recoleta | Recoleta a fondo.
Belgrano News. | Belgrano mucho más que un Barrio.
Colegiales Noticias | Colegiales. El barrio que crece.
Chaca News | Chacarita. Un sentimiento.
Noticias Abasto | Abasto, historia y futuro.
e Woman | Mujer Verde.
Tech News | Lo último en Tecnología.
Milonga  | Tango, Milonga y Vals.
Noticias Capital  | Noticias de la Ciudad de Buenos Aires

Links Interesantes en Instagram

Instagram Barrio de Palermo  | Instagram Palermo Noticias.
Instagram Barrio de Colegiales  | Instagram Colegiales Noticias.

INTERESANTES LINKS DE RECETAS DEL BARRIO DE PALERMO

Recetas Argentinas.
error: Content is protected !!