“Operativo Verano 2019” que busca agilizar los controles en rutas para garantizar una circulación segura

El Ministerio de Transporte, en conjunto con Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) lanzó el “Operativo Verano 2019” que busca agilizar los controles en rutas para garantizar una circulación segura durante los meses de diciembre, enero y febrero. Para profundizar la vigilancia, se dispondrá de más de 650 fiscalizadores y unos 250 móviles, que se desplegarán en 264 puntos turísticos y estratégicos. Según se confirmó, el operativo se llevará adelante con la colaboración Gendarmería Nacional, Prefectura, las agencias de seguridad vial provinciales, las policías viales y las direcciones de tránsito locales.

“Este año hacemos una fuerte apuesta a la digitalización para facilitar controles, un ejemplo de ello es la póliza del seguro que las personas van a poder llevar en su celular. Otro diferencial en este operativo es que terminamos con el vacío legal para la regulación de cuatriciclos, una deuda pendiente desde hace décadas”, sostuvo el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, a la par que mencionó que estos refuerzos “apuntan a la concientización de la población, para que sepa que si no respeta las normas de transito pueden perderse familias” y reforzó la idea de que los topes de velocidad “no tienen un fin recaudatorio, sino educativo”.

Para empezar, se trabajará con todas las jurisdicciones del país con operativos móviles para vehículos particulares sobre diferentes puntos en las rutas nacionales, precisamente en Chaco RN 16; Corrientes RN 12, 14 y 16; Salta RN 9, 34 y 38; Tierra del Fuego RN 3; Santa Fe RN 7 y 9; Río Negro RN 22 y 151; Mendoza RN 40 y 143; Buenos Aires RN 3, 7, 8, 9 y 205; Córdoba RN 7; La Pampa RN 35 y 5; Entre Ríos RN 12.

PUBLICIDAD

Durante esos controles se verificará que todos los vehículos tengan la documentación obligatoria para circular, como licencia de conducir vigente y habilitante para el tipo de vehículo, D.N.I., Cédula de Identificación de Vehículo (conocida como cédula verde), permiso para circular (cédula azul) o autorización ante escribano; Oblea y Certificado de la Revisión Técnica Obligatoria (según legislación donde se encuentra radicado el vehículo) y comprobante vigente de la póliza de seguro obligatoria. A su vez, se realizarán controles de alcoholemia.

Los agentes de tránsito llevarán controles con radares móviles para evitar accidentes por exceso de velocidad. De esta manera, los radares fijos ubicados en Acceso Norte se complementarán a lo móviles ya existentes ubicados en Autopista La Plata /Buenos Aires, Ruta Provincial 11 y Rutas Nacionales 3, 34 y 205. El listado de los radares autorizados puede consultarse en ww.argentina.gob.ar/seguridadvial/radares.

La nueva tecnología usada en la renovación de los radares garantiza la recepción de infracciones en tiempo real y permite que los equipos funcionen las 24 horas, los 365 días del año. “Con esta tecnología las infracciones llegan al centro de emisión en 12 segundos y ya impactan en el Tribunal de Faltas”, informó Carlos Pérez, director ejecutivo de la ANSV.

La apuesta tecnológica apunta a reducir los tiempos, como en el caso de la CNRT, que se encargará de las tareas de fiscalización de los micros de larga distancia y turismo a través de sus 24 delegaciones en todo el país. A su vez, habrá 16 puestos fijos de control las 24 horas. Y, con la incorporación del sistema de fiscalización a través de dispositivos electrónicos (PDA), los controles realizados tanto a micros de larga distancia como a transporte de carga serán 100% digitales. De hecho, con esta innovación se busca que cada fiscalizador realice 24 controles vehiculares por día, mientras que en 2016 apenas se llegaban a realizar seis.

Los PDA permiten cargar todos los datos referidos a los aspectos de seguridad de las unidades: estado de matafuegos, cinturones de seguridad y neumáticos lo que permite tener toda la información necesaria en línea al momento de finalizar la fiscalización.

“La agilizacización de los procesos de fiscalización con la incorporación de nuevas tecnologías forma parte de un proceso de modernización, en el que buscamos que la gente ya empleada sea más productiva para lograr nuestros objetivos”, remarcó el director ejecutivo de la CNRT, Pablo Castano.

Al igual que el resto del año, en los controles se le realiza el test de alcoholemia a los choferes, y se fiscaliza su licencia profesional y el descanso obligatorio. Se verifica también: que los vehículos cuenten con la documentación (habilitación y seguro) y con los elementos de seguridad obligatorios en regla (matafuegos, escotillas de emergencia, puertas, etc.); la calidad de los vehículos; el tacografo de velocidad que mide la circulación permitida; y el cupo para personas con discapacidad. Además, mediante las unidades de Control Psicofísico (UCP) realizarán controles de salud a conductores antes de tomar el servicio en las principales terminales de colectivos y en ruta tanto a conductores de transporte público de pasajeros como a choferes de cargas.

Otra deuda pendiente fue la de aplicarse una nueva normativa para el uso de cuatriciclos, en donde no se permite manejarlos a menores y es obligatorio tener licencia. Tampoco se tolelará mayor cantidad de personas de las permitidas. Además quienes se suben se verán obligados a respetar las zonas de circulación segura determinadas y señalizadas en cada municipio. Incluso en Pinamar, Miramar, Necochea, Monte Hermoso y Partido de la Costa habrá drones para intensificar esta vigilancia.

Objetivos del operativo

Se buscará realizar 478.000 controles vehiculares (En 2018, hubo 1.151.581 y en 2016, apenas 30.000).
Se aspiran a realizar 80.000 controles de alcoholemia (hubo 40.000 en 2018).
Se buscará retener 175 vehículos ilegales de transporte de pasajeros,

error: Content is protected !!