Niño Gordo Thames 1810

Ubicado en Palermo, Niño Gordo representa mucho más que un espacio fotografiable para tus redes sociales, porque la apuesta culinaria y kitsch oriental de los chefs Pedro Peña y Germán Sitz hizo que en la primera semana de su estreno, el mini restorán se transformara en el nuevo hay-que-ir de la escena hipster de la capital argentina.

Thames 1810
Buenos Aires, Buenos Aires Argentina

Horarios de martes a domingo, 8 PM a 12 AM

La comida asiática. Su carta, ambientación y el detalle de la reproducción de canciones de series animé en sus baños, obligó a que sus creadores abriesen un sitio web para optimizar reservas que se agotan al instante.

Una experiencia culinaria que promedia los $500 pesos argentinos (que para el público local es una fortuna gracias a la desmedida inflación, pero que en pesos chilenos equivale a un promedio de $9.000 CLP).

Para los carnívoros, platos como la Sopa de Pato, Tataki de Bife y los dumplings rellenos son los recomendados por los locales al momento de hablar del lugar; para los vegetarianos las opciones son más limitadas y un poco aburridas en comparación a otros platos que contienen proteína animal. Sin embargo, esto no es motivo para dejes de probar este mix de sabores asiáticos y argentinos sumado a una dirección de arte digna de una película de Wes Anderson que anotan a Niño Gordo como tu próxima visita obligada si pasas por Buenos Aires.

Para ir, lo primero es hacer una reserva en su pagina oficial, y elegir una de las ubicaciones del sitio. El principal lugar es el salón, con cientos de globos asiáticos adornando el techo, mientras que el patio (opción preferencial) tiene una barra adornada con una enorme colección de personajes pop y animes del mundo asiático con vista a la ajetreada cocina del lugar.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!