Miguel Abuelo en la estación Carranza

Antiguo paso a nivel sobre la Avenida Santa Fe, reemplazado por el Viaducto Carranza.

El Viaducto Carranza, hoy llamado Miguel Abuelo, también conocido como Túnel Carranza o Túnel de Cabildo, es un túnel que se encuentra ubicado en el barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fue inaugurado por el Presidente Carlos Menem el 23 de agosto de 1994 y fue diseñado para cruzar por debajo de las vías del Ferrocarril General Bartolomé Mitre, uno de los servicios metropolitanos de la ciudad, que parte desde la Estación Retiro Mitre.

El túnel de unos 610 metros une las avenidas Santa Fe y Cabildo, visto desde el sur, el túnel empieza en la Avenida Santa Fe en su cruce con la calle Ángel J. Carranza y termina en la Avenida Cabildo con el cruce con la calle Santos Dumont. En sus inmediaciones se encuentra la Estación Ministro Carranza de la Línea Mitre, con ambos andenes separados por la Plazoleta Miguel Abuelo, y la estación también llamada Ministro Carranza de la Línea D de subterráneos.

El lado sur del túnel está muy próximo al Puente Pacífico que marca la ubicación del barrio no oficial conocido como Barrio Pacífico o simplemente “Pacífico”.

La gestión Larreta
La avenida Santa Fe, desde Plaza Italia hasta el viaducto Carranza es una zona clave de Palermo, por la cantidad de medios de transporte que la atraviesan y el volumen de pasajeros y autos particulares que transitan. Con la idea de ordenar ese largo corredor y hacer más rápida y segura la forma de combinar entre trenes, subtes y colectivos, el Gobierno porteño anunció esta mañana la construcción allí de un extenso centro de trasbordo, que estará terminado antes de fin de año.

La obra del nudo de conexión, llamado “Centro de Trasbordo Pacífico”, fue anunciada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Según precisó, abarcará 1.100 metros sobre la avenida Santa Fe entre las calles Carranza y Thames. Y beneficiará a unas 120.000 personas que cada día se mueven por la zona, con espacios de acceso y espera de transporte público más seguros y confortables.

En la zona de Puente Pacífico y a lo largo de la avenida, confluyen los ferrocarriles San Martín y Mitre, con el subte D y el Metrobus de la avenida Juan B. Justo. Una vez terminada la obra, que comenzó a fines de mayo, el Centro de Trasbordo permitirá una mejor conexión con las estaciones Plaza Italiza, Palermo y Carranza de la línea D.

Se trata de una zona clave desde lo comercial, donde además de locales y bancos, se encuentran espacios de esparcimiento y mucha convocatoria, como La Rural, el Zoológico de Buenos Aires o el Jardín Botánico. Y la obra permitirá mejorar la seguridad vial y la movilidad de la gente. Desde la Ciudad explicaron que los trabajos se articularán con la segunda etapa del Metrobus Norte, que actualmente se está extendiendo desde Belgrano hasta el viaducto Carranza y también está previsto terminar a fin de año.

Como ocurre en otras zonas con Metrobus, para mejorar la seguridad vial colocarán semáforos peatonales con cuenta regresiva y luces LED. Además, capacitarán a los choferes de las 22 líneas involucradas: 10, 12, 15, 29, 39, 41, 55, 57, 59, 60, 64, 67, 68, 93, 95, 108, 111, 118, 152, 160, 161 y 194.

Respecto de los giros a la izquierda que existen hoy en Darregueyra, Oro, Fitz Roy y Ángel Carranza, solo se eliminará el de Oro. El resto seguirán permitidos y solo se modificará la traza.

Antecedentes del Paso.El Ferrocarril General Mitre tiene su origen en la empresa del “Ferrocarril Central Argentino”.

Para 1945, los ingleses y franceses, buscan formalizar conversaciones con el gobierno argentino para vender sus ferrocarriles. Así fue como el 1º de noviembre de 1947 se hizo efectiva la incorporación de las empresas francesas a los Ferrocarriles del Estado. Poco después, el 1º de marzo de 1948, el gobierno argentino tomó formal posesión de los ferrocarriles británicos, incluido el Ferrocarril Central Argentino.

VIADUCTO EN EL 2009
La Legislatura porteña aprobó en la sesión de ayer dos proyectos para mejorar el Viaducto Carranza, ubicado en el barrio de Palermo. Presentados por el legislador Sergio Abrevaya, intentarán solucionar graves problemas que muestra el complejo como el molesto nivel de ruido que ocasionan los autos y por el estado general de los pasajes de combinación subterraneos que comunican la superficie, el ferrocarril Mitre y la estación Ministro Carranza de la línea D.

“Desde que el viaducto Carranza se inauguró, señaló Abrevaya en los fundamentos, los vecinos han perdido la libertad de uso de sus balcones y terrazas. Según sus propios dichos, muchos de ellos han tenido que afrontar costosas instalaciones para evitar el ingreso del ruido a sus domicilios”. Respecto a los pasajes peatonales, dijo que evidencian “una completa ausencia de mantenimiento y falta de seguridad” […] “Están rotas y faltan las barandas de metal en las escaleras, hay suciedad de larga data en los túneles, falta iluminación, cuentan sus paredes con pintadas y leyendas de todo tipo y se ha dejado de prestar la vigilancia que siempre tuvieron”.

El viaducto ha sido conflictivo desde que se inició su construcción en los años â€70. Los trabajos para su terminación demoraron diez años, que se aprovecharon también para comenzar la prolongación de la línea D hacia Belgrano, por lo que se convirtió en un emblema de la lentitud de la obra pública en Argentina. Durante su etapa de proyecto y construcción, se lo conoció como “complejo General Savio”, en homenaje al militar que impulsó fuertemente la industria siderúrgica nacional en las primeras décadas del siglo XX.

Sin embargo, en el dia de su inauguración se lo renombró “Ministro Carranza” por el recientemente fallecido ministro de Obras Públicas del gobierno de Raúl Alfonsín. Este póstumo homenaje también fue polémico ya que Carranza había sido uno de los ejecutores del atentado a la estación Plaza de Mayo de la línea A el 15 de abril de 1953, mientras el presidente Juan Domingo Perón se dirigía a la multitud en la plaza. En ese hecho, murieron entre siete y nueve personas y decenas resultaron heridas (las cifras varían según la fuente), además de ocasionar daños materiales a la estación y a una formación La Brugeoise estacionada allí.

Centro Cultural Amigos de Eladia Blazquez.

El Centro Cultural Eladia Blazquez, es un espacio cultural, creado con un sentido pragmático y de respeto para todo el ámbito de la Cultura de los Barrios de la Ciudad de Buenos Aires, en especial, de Palermo, comprometido en difundir, promover, informar y desarrollar, todas las actividades necesarias para los vecinos en sus distintas temáticas, defendiendo no sólo la calidad de vida, sino además tener programas de activa participación en las Políticas Públicas, que defienden los intereses legítimos de nuestros Vecinos.

Bienvenidos al Blog de nuestra Institución, y verán en ella el rol de actividades que venimos realizando en varios años y la Agenda de Actividades 2008, desde ya quedan invitadas todas las Organizaciones, Instituciones, Asociaciones, Centros Barriales, etc., que tengan afinidad con el objetivo de nuestra Institución, a participar.

Con el retorno de la democracia en 1983, Roque Carranza, militante radical, fue nombrado Ministro de Obras Públicas para pasar luego a ser titular de la cartera de Defensa. Su repentino fallecimiento, el 8 de febrero de 1986, mientras nadaba en una piscina de Campo de Mayo ocasionó la modificación del nombre originalmente previsto para el complejo de viaducto y combinación entre el subte y el Ferrocarril Mitre -General Savio- por su actual denominación.

La estación fue inaugurada en forma provisoria con un servicio de lanzadera desde Palermo el 29 de diciembre de 1987 y habilitada en forma definitiva en 1993, oficiando de cabecera de la línea hasta 1997.

Después de la Audiencia pública que se realizó el 13 de julio en la Legislatura porteña, quedó más cerca la propuesta de sumar el nombre del poeta y músico ícono fundacional del rock nacional.

El lunes 15 de abril de 2013, los Metrodelegados y la Fundación Miguel Abuelo rebautizaron simbólicamente la estación “Ministro Carranza” del subte D, con el nombre de Miguel Abuelo.

“Proponemos cambiar el nombre por el de estación Miguel Abuelo, el cantautor argentino que marcó la historia del rock nacional y quien fuera vecino del barrio de Palermo”, resaltaron ese día los legisladorxs Delia Bisutti y Edgardo Form (Nuevo Encuentro), autores de aquel primer proyecto.

En esa jornada indicaron también que resultaba de vital importancia que la Ciudad reconozca en su nomenclatura los íconos de la cultura, incluso de la cultura subalterna, que tanto marcó la historia e identidad de muchas generaciones.

Aquel encuentro coincidió con el 60° aniversario del atentado perpetrado el 15 de abril de 1953 en la estación Plaza de Mayo de la línea A, que arrojó un total de entre 7 y 9 muertos y cerca de 100 heridos. La detonación de un artefacto explosivo ocasionó en ese entonces daños materiales en la terminal de la línea A y en una formación de coches La Brugeoise allí estacionada. Roque Carranza, homenajeado en la estación de la línea D, fue sindicado como uno de los máximos responsables de dicho atentado. A pesar de haber sido detenido, fue beneficiado por una amnistía y liberado en 1955 tras haber confesado su participación bajo tortura.

El pasado viernes 13 de julio se llevó a cabo la audiencia pública como requisito necesario para avanzar con la concreción de la movida iniciada por vecinos, Metrodelegados y legisladores.

Actualmente el legislador porteño Claudio Heredia (Bloque Peronista) es el autor del proyecto, que se suma a otras iniciativas con las que ya se logró incorporar homenajes a personajes famosos y reconocidos a la nomenclatura de las paradas.

“Nos comprometimos a trabajar junto a quienes lo vienen haciendo desde hace mucho tiempo para dar visibilidad a la obra de Miguel”, sostuvo el legislador en los fundamentos del proyecto, y agregó: “Presentamos el proyecto de ley para que todos los vecinos que transitan en el subte lo tengan presente como referencia musical, artística y de nuestra cultura nacional”.

Por causa de aquel cuestionado homenaje, es que los trabajadores del subterráneo decidieron iniciar una acción para solicitar el cambio del actual nombre de la estación por el de Miguel Abuelo, que también se tiene su homenaje en la plazoleta que se encuentro justo arriba de la estación de subte. Dicha demostración reprodujo la estrategia empleada por los Metrodelegados para recordar a Rodolfo Walsh en la estación Entre Ríos de la línea E.

Miguel Abuelo nació el 21 de marzo de 1946, en el entonces Hospital de Tuberculosos Enrique Tornú. Apenas nacido, sufrió en carne propia aquel obligado alejamiento de su mamá, para luego ser internado en el Preventorio Rocca, ubicado en el barrio de Monte Castro, destinado a completar el Plan de Lucha Antituberculosa de la ex Maternidad del Hospital Tornú. Así, de entrada nomás, la vida le negó una sonrisa a Miguel; y a partir de entonces, nada sería fácil para él.

El Hospital Tornú se constituye, así, en el punto de partida de un extenso periplo errante que signó toda la existencia de Abuelo que no dejará de escribir poesía hasta los últimos días de su vida.

Miguel Ángel Peralta, tal su verdadero nombre, formó en 1968 el grupo Los Abuelos de la Nada. Después de pasar unos años en Europa, a fines de los â€70 rearmó el grupo, junto con Cachorro López, Daniel Melingo, Gustavo Bazterrica y Andrés Calamaro.

Miguel Abuelo fallece a los 42 años un 26 de marzo de 1988 en la clínica Independencia de la localidad de Munro.