Los comercios de la zona de Once pueden reabrir el martes 18 y los de la avenida Avellaneda el jueves 20.

Comerciantes de Once y la avenida Avellaneda reabrirán la semana próxima
Será de acuerdo a un esquema que estará supeditado al número de finalización del CUIT de los vendedores a cargo de los locales, los cuales abrirán día por medio.

Los comercios de la zona de Once y de la avenida Avellaneda en Flores reabrirán sus puertas desde la semana próxima de acuerdo a un esquema acordado entre sus propietarios y el Gobierno de la Ciudad, que estipula que podrán funcionar día por medio a fin de evitar una alta circulación de personas y mantener el distanciamiento establecido por la pandemia de coronavirus.

Fuentes de la Ciudad y de la Federación de Comercios e Industrias de la Ciudad (Fecoba) indicaron a Télam que el modelo de reapertura fue definido el jueves durante un encuentro en la sede del Ejecutivo en el barrio de Parque Patricios.

Ese encuentro estuvo encabezado por el ministro de Desarrollo Económico local, José Luis Giusti, y deberá ser refrendado este viernes por el presidente Alberto Fernández en el anuncio de la próxima etapa del aislamiento.

Puntualmente, el esquema contempla que los comercios de la zona de Once puedan reabrir el martes 18 y los de la avenida Avellaneda el jueves 20, día por medio, ya que estará supeditado al número de finalización del CUIT de los vendedores a cargo de los locales, es decir, número par en día par y número impar en día impar.

La medida de flexibilización de ambos centros comerciales a cielo abierto, dedicados a la venta mayorista, no estaba prevista dentro de esta primera etapa del plan de puesta en marcha que diseñó el Gobierno porteño sino que iba a autorizarse recién en una tercera fase.

No obstante, se adelantó debido a los reclamos que mantuvieron en las últimas semanas las asociaciones de comerciantes de Once y Flores al punto que en la zona de Corrientes y Pueyrredón algunos vendedores desafiaron la prohibición de trabajar al público y abrieron sus puertas.

«Ya no se puede soportar más esta situación, hicimos un esfuerzo muy grande. Hay comerciantes que ya cerraron sus locales y yo no quiero que eso me pase, tengo empleados a cargo», contó un hombre que tiene su negocio de venta de calzados sobre la avenida Corrientes, a metros de Pueyrredón; y agregó: «Ya es hora de que nos dejen trabajar, cumplimos con todos los protocolos necesarios».

Por su parte, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Avellaneda, Emiliano Iglesias, dijo que los comercios “venían golpeados desde años anteriores y la pandemia fue como una estocada final” porque el “30% de esos comercios no van a volver a levantar sus persianas definitivamente”.

“En nuestra zona somos 7.000 comercios y lamentablemente el 30% de esos comercios no van a volver a levantar sus persianas definitivamente”, aseveró el comerciante y detalló que “teníamos 35.000 puestos de trabajo y en un hecho relevamiento y se perdieron 12.000 puestos de trabajo que son 12.000 familias”.

“La expectativa de reabrir es mucha pero tratamos de manejarnos con cautela”, porque “estamos en una situación desesperante, llevamos más de 150 días con las persianas bajas, se están manejando las ventas online pero no llegan ni a un 10%, es un dato estremecedor”, lamentó el comerciante.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!