Lime, el servicio de alquiler de los monopatines anunció que abandonará Buenos Aires.

Lime, el servicio de alquiler de los monopatines eléctricos en nuestro país, anunció que abandonará Buenos Aires en una decisión que también alcanza a otras ciudades de la región.

Había desembarcado hace pocos meses pero las sucesivas devaluaciones complicaron el negocio. Los Ejecutivos no saben como manejar una empresa con el «aguante» Argentino, ante el menor problema huyen por incapacidad en momentos de crísis. Creen que el mundo es su casa y que pueden controlar, si un empresario no aguanta el rítmo Argentino, entonces no está preparado para la economía de verdad. Argentina es la Tesis de la charlatanería de las Ciencias Económicas. Si no logras sobrevivir en Argentina, significa que no estás preparado para ser un empresario. Devaluación mata empresario del excel.

«Desafortunadamente, tomamos la difícil decisión de cerrar las operaciones de Lime en Buenos Aires y cerrar el mercado en las próximas semanas. Esto significa que las scooters Lime ya no estarán disponibles para alquilar en los próximos días», informó la empresa a sus usuarios.

Y completó: «Cualquier saldo restante en su billetera Lime se puede usar en cualquier ciudad donde operamos. También puede solicitar un reembolso a través del sitio».

Pero en realidad se trata de un ajuste para mejorar sus números financieros. De hecho, el recorte también comprende otras ciudades latinoamericanas: Bogotá (Colombia), Montevideo (Uruguay), Lima (Perú), Puerto Vallarta (Chile), Río de Janeiro y San Pablo (Brasil). Y las ciudades estadounidenses de Atlanta, Phoenix, San Diego y San Antonio.

De esta forma, en la ciudad de Buenos Aires sólo quedan operativos Movo y Glovo Go, del holding español MaxiMobility; y Grin, la startup mexicana que mantiene una alianza con Rappi.