La SIGEN denuncia irregularidades en la concesión del Paseo de la Infanta de Palermo.

La Sindicatura General de la Nación (SIGEN) cuestionó la reciente concesión por 10 años del Paseo de la Infanta del Parque Tres de Febrero de Palermo (Comuna 14).

Se trata de la adjudicación de 15 locales bajo el viaducto del tren Mitre que el ex funcionario Ramón Lanús, a cargo de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), firmó un día antes de dejar su cargo. Para la SIGEN existía un conflicto de intereses y el otrora titular de la Agencia de Bienes “no estaba habilitado” para otorgar la concesión a un empresario cercano a Mauricio Macri.

Alejandro “Petti” Peltenburg es un empresario muy conocido para Macri y además socio de varios ex funcionarios de Cambiemos. También regentea desde hace décadas Crobar, un conocido boliche de los arcos, consigna LPO.

El Gobierno nacional decidió terminar la concesión que tenía Panther SRL desde el menemismo y volver a licitar el predio.

Claro que al completar el formulario necesario para participar de la compulsa, uno de los participantes comentó que había mantenido un litigio con Lanús. Por eso el ex titular de la AABE pidió que la SIGEN, hoy a cargo de Carlos Montero, se expidiera sobre el posible conflicto de intereses.

El organismo que estaba a cargo del macrista Alberto Gowlnad emitió un dictamen donde ratificaba que el conflicto existía y que Lanús no estaba facultado para intervenir en la concesión que finalmente ganó Estación Rosedal S.A.

Gowland nunca devolvió el dictamen a la AABE, pero igualmente Lanús avanzó. Según pudo saber este sitio, el ex titular de AABE debería haber esperado antes de suscribir el documento.

“Si Lanús consulta y espera respuesta, no puede evitar la respuesta por más que vaya a cambiar el gobierno”, explicaron a la prensa desde el albertismo. “Cuando firma la concesión omite que consultó por conflicto de intereses”, agregaron.