La hamburguesa es el plato internacional por excelencia que une culturas.

En cuanto a su origen, las primeras referencias aparecen durante el mandato del emperador romano Tiberio.

Era un plato de gran facilidad para cocinarlo y para transportarlo, por lo que era habitual que las legiones romanas lo utilizaran en sus campañas bélicas, sobre todo tras la ocupación de Germania.

Pero los que hicieron de ella un plato que arraigó en el tiempo fue una tribu nómada en la Edad Media, hicieron que el plato se arraigue a la cultura.Los mongoles, transportaban su propia comida, compuesta de lácteos y carne de caballo o de camello, en sus continuos desplazamientos. La expansión militar de los mongoles, con su caballería extendiendo sus fronteras hasta las actuales Rusia, Kazajistán y Ucrania.

Los jinetes tenían que comer en marcha muchas veces, y la facilidad de preparar unas tiras de carne en forma de filete aderezadas con especias y trituradas, que se colocaban debajo de la silla de montar para que con el trote y el calor animal se cocinara.

Su facilidad para comer y transportar permitió su expansión por el territorio mongol, lo que facilitó la adopción de la carne de caballo en la gastronomía tártara y la aparición de un plato típico tártato, el «Steak tartare».

El mayor puerto comercial del «Viejo Continente» era Hamburgo, esto hizo que muchos ciudadanos rusos se afincaran en la ciudad hanseática y permitieran la expansión del «Steak Tartare».

La importancia del puerto de Hamburgo durante el proceso de colonización europea de América permitió la llegada de muchas costumbres de la ciudad.

La aparición de los llamados «filetes al estilo de Hamburgo» en numerosos restaurantes, tabernas y posadas del puerto de Nueva York, evocaban a los recién llegados al Viejo Continente, que introducían sus costumbres culinarias en América. La evolución gastronómica derivó en la hamburguesa, nacida en un momento indeterminado a finales del siglo XIX o comienzos del siglo XX, pero definida por el justo momento en el que un filete de carne picada fue colocado entre dos rebanadas de pan.

A pesar de la creencia de que las hamburguesas no son buenas para una dieta equilibrada, los expertos coinciden en que la hamburguesa es un plato muy equilibrado que puede incorporar perfectamente a cualquier dieta y requerimiento u opción alimenticia.

La hamburguesa se dio a conocer en América, en 1904 en St. Louis Estados Unidos.