La Fundación El Libro y la cancelación de una proyección documental

El día miércoles 2 de mayo el Consejo de la Fundación el Libro, con representantes presentes de todas las instituciones que lo integran, resolvió por unanimidad cancelar la autorización a la realización del acto programado para el día de hoy en la Sala Borges, que consistía en la proyección del video “Será venganza”; además, comunicar la decisión a sus organizadores y devolver el dinero que por alquiler de la sala habían abonado. Todo ello en uso de su autoridad como organizador de la 44° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires y en aplicación del artículo 5.3 del Reglamento de Solicitud e Inscripción de la Feria, que establece: “5.3. No se permitirán actos o actividades que puedan provocar riesgos, ofendan al público o vulneren la libertad de opinión y de expresión dentro de la muestra.” Las comunicaciones elevadas a la institución por los organismos de Derechos Humanos, las manifestaciones de organizaciones políticas y sociales y de un conjunto de editores dan cuenta de un clima en relación al acto proyectado que habilita la cancelación de la autorización para el acto mencionado.

Más allá de lo anterior, analizados el trailer que se ofrece como propaganda y los antecedentes de los organizadores y participantes del evento programado y ahora cancelado, resulta evidente que muchas de las afirmaciones contenidas están claramente fuera del acuerdo que la sociedad argentina refrendó dolorosamente en el Nunca más, informe final de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (Conadep) prologado por Ernesto Sabato. Recordamos que dicho informe fue ratificado en diversas instancias por el Congreso Nacional, por todas las instancias de la Justicia, incluidas acordadas de la Corte Suprema, y todos los presidentes de la democracia. Esto constituye un piso de consenso no solo legal sino también ético en nuestro país. El documental cuestiona, inclusive, disposiciones de nuestra Carta Magna en relación a la incorporación de los tratados internacionales.

La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, organizada por la Fundación El Libro, promueve la expresión plural de todos los actores de la vida argentina, sin censura alguna. Basta con leer la programación diaria para comprobarlo. Los únicos límites son los de la ley, los de los acuerdos a los que dolorosamente nuestra sociedad ha arribado y el riesgo en que puede colocarse al público asistente.

error: Content is protected !!