La Cámara Nacional Electoral adoptó una serie de medidas para intentar limitar la manipulación informativa

La Cámara Nacional Electoral adoptó una serie de medidas para intentar limitar la manipulación informativa durante la próxima campaña de cara a los comicios del año próximo.

La Justicia electoral busca evitar que las «técnicas de manipulación» en redes sociales, a través de «trolls» y «bots», mediante la difusión de información falsa, las llamadas «fake news», tengan un impacto en la campaña presidencial.

Las medidas quedaron plasmadas en la acordada extraordinaria N° 66, firmada por Alberto Ricardo Dalla Via, presidente de la Cámara, y Santiago Hernán Corcuera, vicepresidente del cuerpo.

En el texto se admite que el «nuevo paradigma comunicacional, a partir de la masividad del uso de redes sociales e Internet, deja abierto un campo que se desarrolla al margen de la regulación tradicional e incluso constituye un ambiente propicio para que se produzcan violaciones al régimen vigente en materia electoral».

Es a partir de esta admisión, y tomando como referencias medidas llevadas adelante en países como México, los Estados Unidos, Brasil e incluso la Unión Europea, la Justicia electoral impulsa un «monitoreo» de redes sociales y propaganda electoral en Internet, que será publicado en la web del tribunal.

También, de acuerdo al texto, se creará un «registro de cuentas de redes sociales y sitios web oficiales de los candidatos, agrupaciones políticas y máximas autoridades partidarias».

Este registro lo llevarán adelante las secretarías electorales y lo publicarán en el portal del fuero.

Allí también se inscribirán las direcciones web y las cuentas oficiales en redes sociales de los partidos políticos reconocidos, confederaciones y alianzas, y las de sus máximas autoridades.

Sumado a esto, cuando empiece cada proceso electoral, se registrarán los datos de los precandidatos y candidatos oficializados.

La Justicia Electoral, además, solicitó la colaboración del Centro de Información Judicial (CIJ) de la Corte Suprema, para evaluar si es conveniente desarrollar una campaña de concientización y formación cívica «para el buen manejo ciudadano de la información política electoral en redes sociales y otros entornos digitales, en el marco del proceso electoral nacional del año próximo».