La Agencia de Administración de Bienes del Estado fracasó en su intento de vender terreno.

El gobierno nacional fracasó en su intento de recaudar casi u$s150 millones con la subasta de un gran cantidad de inmuebles que fueron ofrecidos a los inversores antes de que se lleven a cabo las elecciones presidenciales del domingo próximo.

Se trata de terrenos que forman parte de una cantidad de lotes aún mayor que salieron a remate a partir de resoluciones adoptadas por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que preside Ramón Lanusse y que engloban ventas totales por u$s200 millones.

El dinero que se intenta recaudar se destinará gran parte de los fondos a financiar la construcción de nuevos viaductos en la Ciudad de Buenos Aires debido a que la mayoría de los terrenos se ubican en la zona de la Capital Federal, aunque también hay licitaciones en otras localidades del interior del país como Córdoba.

Hasta el momento, la AABE lleva recaudados u$s1.046 millones en concepto de licitaciones de terrenos que organizó desde el 9 de marzo del 2017 y hasta el 16 de agosto pasado.

En el caso de las nuevas subastas, las que se lanzaron durante este mes de octubre no despertaron interés entre los grupos de real estate que habitualmente participan de las operaciones.

Según fuentes del sector, el panorama político, la inestabilidad financiera, las incertidumbres que se generan en torno a la futura cotización del dólar y el resultado de la elección presidencial ahuyentaron a los posibles inversores.

Por lo menos hasta que el escenario muestre expectativas positivas o de estabilización, algo que todavía está en dudas de que ocurra aun cuando desde el lunes 28 de octubre el país ya sepa quién gobernará durante los próximos cuatro años.

En la AABE no se reprogramaron las subastas, como habitualmente hace este organismo cuando las ofertas quedan desiertas, quizá por la sorpresa negativa que causó el fracaso generalizado teniendo en cuenta que de 10 predios ofrecidos se logró vender nada más que un departamento ubicado en la Avenida Figueroa Alcorta, con una superficie de 116 metros cuadrados, un precio base de u$s254.000 La compradora fue Graciela Del Hoyo, quien pagó un poco más de ese valor inicial y llegó a los u$s300.000.

El resto de las millonarias ventas pautadas para este mes no se concretaron y siguen en oferta terrenos que ocupan 27.375.314 m2, la mayoría ubicados en la Capital Federal y otros tres en la provincia de Córdoba.

Las últimas licitaciones exitosas que llevó a cabo la AABE fueron en agosto pasado, cuando subastó el complejo denominado Palermo Green, en el barrio porteño del mismo nombre, ubicado junto a las vías del ferrocarril San Martín, que fueron vendidas al grupo Inversa por u$s7,4 millones.

Ahora no pudo sostener las licitaciones que habían arrancado el pasado 3 de octubre con un terreno de 5.233 m2 en Puerto Madero, sobre Avenida de los Italianos 365, aledaño a la Torre YPF.

Nadie se anotó para ofrecer ni siquiera el precio base de u$s28 millones por un lote cercano a la reserva ecológica Costanera Sur, del Río Dique/Río Dársena Sur, del «Puente de la Mujer» y de la Av. Alicia M. de Justo. Pasó lo mismo el 4 de octubre con un terreno de 1.747 metros cuadrados ubicado al 1665 de Avenida Rivadavia, frente a la Plaza de los Dos Congresos, y que se ofreció a u$s5,7 millones.

También quedó desierta la subasta del 7 de octubre para vender 2.108 m2 en Avenida Santa Fe 4645. Nadie quiso pagar los u$s5,782 millones pedidos por la AABE al igual que con la licitación del 8 de octubre de 3.471 m2 emplazados en la calle Soldado de la Independencia 615 de Capital y por el que la AABE pidió u$s14 millones.