Homenaje a los desaparecidos de origen armenio en el Parque de la Memoria

El viernes 5 de abril se realizó un homenaje a los desaparecidos de origen armenio durante la última dictadura argentina en el Parque de la Memoria con la presencia de Pamela Malewicz, Subsecretaria Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

Por iniciativa de Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA) se plantó un árbol de damasco, típico de Armenia, y se descubrió una placa con un poema de Hovhannes Shiraz, en un acto que participaron representantes de la comunidad y alumnos de las escuelas armenias de Buenos Aires.

Malewicz dijo sentirse muy cercana a la comunidad armenia y le dejó un mensaje a los estudiantes presentes: “El legado que queremos entregar es la transmisión de los valores, el respeto, la libertad, la tolerancia y la buena convivencia. Los alumnos van a ser abanderados de llevar adelante estos legados que para nosotros son fundamentales”.

“Este árbol representa el punto de encuentro y paz para todos nosotros argentinos y descendientes armenios que regaron sus simientes con su sangre”, dijo Nechan Ichkhanian, representante de IARA, en un sentido mensaje. “El ciclo que el genocidio no puede romper es el ciclo de la vida misma, porque habéis sido talados igual que nosotros los que hoy estamos aquí memorándolos”, agregó.

Adriana Kalaidjian, hermana de Elena, una de las desaparecidas de origen armenio, expresó: “Cada vez que los nombramos, les devolvemos la identidad que los genocidas intentaron arrebatarles en los centros clandestinos de detención, tortura y exterminio”.

Las historias de los desaparecidos de origen armenio fueron recopiladas en el libro Veintidós vidas del periodista Cristian Sirouyan publicado en 2017.

error: Content is protected !!