«El Huevo de la serpiente Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y performer.

El huevo de la serpiente ha sido instalado por la hueste conspiradora machirula depredadora de la vida en libertad y dignidad, con inestimable ayuda de jueces del «apriete» PRO y mercenarios del aparato mediático, en misión repudiable de sembrar terror en la población como tendencia programada, en decisión unilateral de jueces afines a Macri, que dieron prisión domiciliaria a genocidas de la dictadura y presos de todo tipo… los infiltrados espías en cárceles, encabezando motines, deviniendo estos actos de innegable tinte terrorista, en acto de desestabilizar al gobierno de Alberto Fernández en tiempo de cuarentena ¿o creen que la razón de los motines fue el Covid-19?

En un par de días, los informantes de medios en un 90% asimilados a Macri, opositores mantenidos por el Estado que aporta fondos a privados, publicitaron un ‘cacerolazo’ para el 30 de abril a la noche, con la excusa de que el gobierno ordenó la excarcelación, cuando sabemos que el Poder Judicial, es quién tiene la potestad de llevar a cabo dicha tarea… logística en tiempos de pandemia, les ha dado resultado a estos mercenarios bajo bandera del caos, pues una comunidad confundida que compró la noticia falsa y se asustó, salió en todo el país a ‘cacerolear’ en proyección psicótica… el lawfare en acto, implica Justicia y Fuerzas organizadas para destruir gobiernos, como el de Alberto, que ya demasiado tiene que resolver, por la herencia que ha recibido de una Argentina devastada, luego la pandemia sumando una oposición operando como enemiga de la democracia y la libertad de expresión de millones.

El gobierno debería tomar nota de la reacción. No siempre va a tener la alta consideración social de la que goza en el presente y la vara es diferente cuando se trató del desgobierno del ignorante Macri, pues no he escuchado ‘cacerolazos’ cuando hubo ajuste criminales en los servicios o se descubrieron los Panama Papers con cuentas off-shore de la banda macrista, cuando Dujovne declaró su casa como baldío, o la desaprensión a investigar la tragedia del Ara San Juan, el asesinato de Santiago Maldonado, la megacausa del Correo y tantos delitos más, sin resolver, acontecidos en 4 años de represión, hambre e indigencia, de tierra arrasada y sin libertad de expresión… ¿sufre de Síndrome de Estocolmo el pueblo argentino?

Urgente debería aplicarse la Ley de Medios, para de una vez limpiar de información basura sembrada por el 90% de medios afines a tendencias falaces y mentirosas machirulenses, que hacen del periodismo sólo un recuerdo… pero no me extraña nada a esta altura. El macrismo sigue en áreas importantes del gobierno. Incluso la secretaría de JGM es la que dejó Marcos Peña.

Un ejemplo basta para conocer de que modo a los dueños del Grupo Clarín, referente del periodismo totalitario, continúan enriqueciéndose de modo pornográfico, mientras pagan los sueldos de sus trabajadores en cuotas, con la excusa de la crisis generada por la pandemia.

De hecho la última semana han tenido ingresos millonarios, producto de la ganancia proveniente de Cablevisión Holding (firma que maneja sus negocios de telecomunicaciones). Estoy hablando de «U$S 12.000.000 dólares estadounidenses, de libre disponibilidad sobre la plaza bancaria de Nueva York» según manifiesta el documento enviado por Cablevisión Holding a la Comisión Nacional de Valores.

Y como dejar de manifestar que en estos días de conspiraciones y aberrantes actos de ciudadanos en estado de pánico, diputados, senadores, ministros, secretarios de estado, gobernadores oficialistas, no aparecieron en todos los medios, afirmando que Alberto Fernández estuvo al márgen del affaire presos con domiciliaria, con excusa de amenaza de Covid-19, dejando operar a la oposición enemiga libremente, ¿no se comportaron indecentemente como cómplices del PRO?… la trama mediática es siniestra y parece que el argentino se acostumbró a vivir con «fake news» o noticias falsas, naturalizando la desinformación. El gobierno en demasiados casos, las acepta con tal resignación que hasta se sube a ellas con opiniones que supuestamente conectan con el sentido común imperante y hasta toman medidas a partir de la noticia falsa.

Cuba le ofreció médicos a la Provincia de Buenos Aires y el gobierno bonaerense lo consideró. De ahí en más se desató una campaña de noticias falsas que afirma que la mayoría son médicos de «baja calidad» y algunos son espías. Esta idiota fake news es hoy un impedimento político para sumar personal médico cubano, muy bienvenido en países de Europa.

Si en el pico de la pandemia faltaran médicos, la noticia falsa se cobrará vidas de argentinos, con alergia a Cuba y su solidaridad innegable.

Mientras los argentinos golpeaban cacerolas, la CGT y la Unión Industrial firmaron en presencia de dos ministros la habilitación formal para la baja del 25% de los salarios a millones de los trabajadores que hoy están cumpliendo cuarentena. La mayoría se enterará el lunes cuando cobre su salario, pues el aparato mediático ocultó la noticia y la enorme ola de información falsa y mentirosa tapó la información real.

En Argentina hubo un plan sistemático en desgobierno de Macri, de persecución mediático judicial contra los principales actores del campo popular, con el objetivo de instalar y sostener una administración afín a los intereses de Estados Unidos, de Soros y la pudibunda elite grosera e ignorante local.

Esta maquinaria sigue activa y en las últimas semanas recobró intensidad. Se percibe cierto temor en los funcionarios actuales, que no ignoran que si desafían los intereses de medios y empresarios mafiosos, correrán persecución y escarnio.. pero no es justificativo para que no accionen en favor del pueblo y sus urgencias y en favor de cobrar impuesto a riquezas de empresariuchos «milagrosamente» millonarios… la cobardía y la traición no tiene espacio alguno en este tiempo de pandemia, mucho menos en funcionarios que asumieron obligaciones con quienes lo han votado, o sólo la democracia se remite a un día de elección, el resto a puertas cerradas… Argentina es tierra de monarcas, como jueces, empresarios y ‘gordos’ sindicalistas… todo provoca una náusea que no puede ser compartida.

Me pregunto qué sentido tiene hoy la celebración del 1º de Mayo si en espacio y tiempo, se plantea una situación similar a la planteada en el siglo XX, salvo que en aquel entonces se podía aspirar a superar los conflictos con una revolución.

Es imposible dar espacio a una mentalidad revolucionaria hoy erradicada del sentir y pensar de los pueblos, que viven en estado de anestesia y resignación el espectáculo insano que propone y ejecuta el neoliberalismo, imperante aún en tiempo de pandemia.

Bien, en este caso de celebraciones vacuas, la realidad duerme sobre la mentira, es un espectro en este mundo de gobernantes cómplices de ricachones estafadores que se acuestan con las multinacionales, que todo lo manipulan… gobiernos y corporacionistas que van tras el lucro y la explotación de los trabajadores, que celebran su día, con hambre y en estado de indigencia, insatisfacción y humillación.

El “estado de las cosas” queda resumido magníficamente en una expresión lanzada por la egocéntrica mascota de Soros, el ex-presidente uruguayo José Mujica, al diario El País de Madrid en inicios de 2014: “Los presidentes somos juguetes del poder financiero global”, nada que agregar.

Ante esta frase, me pregunto ¿qué nos queda por hacer? pues nada más sepultado que el sentido libertario… que desde el subsuelo donde quizás aún palpita brotará en el preciso momento, en el instante decisivo, el día del hombre digno y libre, sintiendo y pensando por y para si y la comunidad toda.

Por ahora es sólo un deseo y una desesperación.. sobre todo, con la presencia del Covid-19 que no conoce límites en su proceso de eliminación… final abierto a toda argumentación, dentro de tiempo y espacio.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!