Día de la Mujer en el salón Alfonsín de la Legislatura.

Día de la Mujer

En el salón Alfonsín de la Legislatura porteña se conmemoró por anticipado el día de la Mujer con sendos paneles, con la presencia de los diputados Lucía Romano, Gimena Villafruela, Cecila Ferrero, Carolina Estebarena, Hernán Reyes, Claudio Cingolani (Vamos Juntos), Manuela Thourte (UCR/Evolución) y Laura Velasco (Frente de Todos).

El acto fue presentado por la Dirección General de Derechos Humanos, encabezada por Rocío Maciel, que contextualizó el inicio del encuentro: “tenemos el edificio iluminado durante todo el mes y la próxima semana tendremos la capacitación de los funcionarios en género y violencia contra las mujeres, como lo marca la ley Micaela”.

Luego la locutora oficial de la Legislatura presentó el primer panel. La moderadora fue Tomasa San Miguel, quién reflexionó al comienzo del acto al contemplar en el salón una gran fotografía del ex presidente Alfonsín reunido con las Madres de Plaza de Mayo en la década de 1980: “somos hijas de los pañuelos blancos y madres de los pañuelos verdes”; en alusión a los detenidos – desaparecidos de la última dictadura militar de 1976 y 1983 y las jóvenes que hoy luchan por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, proyecto de ley aun no aprobado. En el panel se expuso sobre la escritura femenina.

Belén Lopez Peiró, licenciada en Comunicación y periodista, contó cómo se gestó su novela no ficción, ya que se basó en su experiencia personal, la violación que sufrió en la infancia por parte de su tío subcomisario de la Policía, en un pueblo de la provincia de Buenos Aires. Afirmó que hoy “la voz no solo está en la calle, sino también en los libros”. Contó que “gracias al libro un montón de mujeres pudieron denunciar el abuso”. Por qué volvías cada verano, ya ha vendido más de 10 mil ejemplares.

La psicoanalista Gabriela Insua, remarcó que el Observatorio de Violencia registró 327 femicidios en 2019. Resaltó que “se escribe para dar vida, ya que tiene que ver con parir”. Rememoró “lo que le costó a la mujer poder escribir con nombre propio”, ya que estuvieron silenciadas durante siglos. Explicó que en muchos casos algunas se preguntan “¿Que hago con este dolor?”. Y la respuesta es: “escribo”; aunque la acción “no lo borra, pero si se llega a un borde”

Lujan Iuale, doctora en Psicología, recordó a grandes escritoras. Las citó, ya que consideró que la acompañan en su vida: Virginia Woolf, Alejandra Pizarnik, Marguerite Duras, Louisa May Alcott; entre muchas otras.

Luego siguió la mesa “Trabajo y Género. Herramientas para cerrar la brecha salarial”, integrada por Lucía Martelotte (socióloga, coordinadora de Programa ONU Mujeres Argentinas), Silke Mayra Arndt (abogada y defensora del Pueblo Adjunta de la Ciudad), Vanesa D Alessandre (socióloga e investigadora en el CIPPEC) y Gimena de León (magister y licenciada en Ciencia Política)

La legisladora Villafruela celebró “el avance que venimos experimentando como sociedad, pero sabemos que todavía falta muchísimo trabajo por hacer”. La diputada Romano cerró el acto y afirmó que la igualdad entre los géneros continúa pendiente en la sociedad. E ilustró con algunas estadísticas: “en nuestro país en 2019 el 49% de las empresas no contaban con mujeres en sus directorios y el 95,7% de los cargos de presidente eran ocupados por hombres. Por otra parte, a escala mundial solo el 25% de los parlamentarios eran mujeres”.

El encuentro comenzó con una intervención poética de “Susurrando Mujeres”. También hubo una muestro fotográfica y la presentación de la colección «Género y Feminismo» de la biblioteca Esteban Echeverría de la Legislatura porteña.

error: Content is protected !!