Concurso público. La Avenida Bullrich, la calle Cerviño y las vías del ferrocarril Mitre

Un nuevo polo inmobiliario que se ubicará cerca del polo gastronómico de Las Cañitas y de los Lagos de Palermo. Más precisamente entre la Avenida Bullrich, la calle Cerviño y las vías del ferrocarril Mitre. Es decir a unas pocas cuadras de la Avenida Libertador, el Campo Argentino de Polo y muy cerca del Puente Pacífico de las avenidas Santa Fe y Juan B. Justo, del barrio de Palermo.

Allí ahora funciona un hipermercado Jumbo y una tienda Easy, y también se encuentra el Pabellón del Centenario, además del Regimiento 1 de Infantería y de un predio propiedad de la comunidad islámica que no forman parte del nuevo proyecto inmobiliario.

Con ese objetivo desde el gobierno que lidera Horacio Rodriguez Larreta se acaba de firmar un convenio con el Colegio Público de Arquitectos porteño para convocar a un concurso público para la presentación de proyectos urbanísticos para esa zona.

Además, se selló otro convenio con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para la cesión de las tierras y la Legislatura porteña sancionó una ley a fines de noviembre que modifica el código de urbanización para permitir la construcción de torres y edificios en la Comuna 14.

En un primer momento se pensó en no renovarle al grupo chileno Cencosud la concesión que ya está vencida para el uso del predio donde funciona Jumbo y que vence este año, finalmente se decidió prorrogar el contrato por otros cinco años. Es decir, hasta el 2025.

A partir de la normalización de este acuerdo y del cambio de zonificación se le cambiará la cara a todo ese predio que abarca una superficie de 44.766.36 m2, dividido en dos lotes, de los cuales el 60% está ocupado por el Jumbo y otros edificios de carácter comercial minorista y mayorista. Esto significa que Cencosud formará parte del proceso de cambio de cara de la zona en la cual hoy, además del Jumbo, opera una tienda de la cadena Easy. Esto, a pesar de que en el 2017 el gobierno nacional había sancionado un decreto para que ela AABE pueda disponer de las tierras que hoy ocupa Cencosud.

Esa autorización excluyía ya en ese momento y de manera expresa la superficie en la que se emplaza el denominado “Pabellón del Centenario de Palermo”. Por lo tanto, los arquitectos o estudios de arquitectos que se presenten a la convocatoria deberán presentar propuestas que abarque esa área histórica, manteniendo además el 65% del terreno para espacio público y el 25% restante para construcción inmobiliaria.

De hecho, el convenio entre la Ciudad y el Colegio de Arquitectos ya está firmado y el llamado a la presentación de propuestas se conocerá entre este mes y febrero próximo a más tardar.

En el caso del Pabellón del Centenario, emplazado detrás del Jumbo, se procura la recuperación del edificio hoy en pésimo estado y que fue construido en 1910 para celebrar el centenario de la Ciudad y además fue declarado Monumento Histórico Nacional en el 2010.

Los inmuebles a instalarse podrán usarse con fines residenciales, para comercios minoristas, servicios terciarios, cultura, culto y esparcimiento, oficinas y supermercado. Se permitirá un subsuelo comercial habitable hasta los cuatro metros de profundidad y, debajo de esa cota, estacionamiento de vehículos.

Se busca también que la zona tenga una mayor conectividad con los barrios que la rodean y que hoy no logra debido a que el Jumbo hace las veces de barrera de contención que impide la integración deseada por las autoridades del gobierno porteño.

En el caso de Cencosud podrá seguir disponiendo de las tierras tras haber sellado el acuerdo con el ente oficial para operar el supermercado en terreno que le fue otorgado al holding chileno mediante una llicitación pública convocada por el gobierno de Carlos Menem el 30 de noviembre de 1994 por el término de 20 años, con la posibilidad de ejercer dos opciones de prórroga de cinco años cada una.

El terreno le fue adjudicado a Cencosud el 30 de noviembre de 1994 mediante la firma de un convenio con el Estado Nacional para la concesión de uso del inmueble de ubicado en las Av. Bullrich, Calle Cerviño y vías del tren Mitre. El predio, ubicado en el barrio de Palermo (Comuna 14), tiene una superficie de 44.766.36 m2, dividido en dos lotes. El 60% se encuentra ocupado por un hipermercado y diversos edificios de carácter comercial minorista y mayorista.

El contrato vence el 30 de noviembre del 2024 y el canon a pagar será de $9 millones mensuales, una cifra que mejora lo que el grupo chileno venía pagando hasta ahora. Más, si se tiene en cuenta que hasta diciembre del 2015 abonaba $1,9 millones por mes y que desde junio del 2017 pasó a pagar$5.9 millones. A esto hay que sumarle que en en junio del 2018 debió agregar un pago de $60 millones por intereses y capital.

Fuentes oficiales recuerdan además que en el contrato firmado en 1994 estaba previsto el cargo impuesto a Cencosud para que recicle el Pabellón del Centenario y mantenga fachadas exteriores, ornamentos y dispositivos conexos. Como eso no ocurrió, el Estado Nacional inició una demanda que tramita en el Juzgado Contencioso Administrativo N° 9 para exigir esas obligaciones.

Ahora, en la prórroga del contrato de concesión, las partes acordaron someterse a lo que resuelva dicho juzgado no significando el reconocimiento o renuncia de derechos de ningún tipo. Esto se suma a que en el 2017, el gobierno nacional, a través del Decreto 225/2017, autorizo a la AABE a disponer y enajenar el predio que hoy ocupa Cencosud, autorización que excluyó expresamente la superficie en la que se emplaza el denominado “Pabellón del Centenario de Palermo”.

Luego, en noviembre pasado, la Legislatura porteña aprobó la recuperación y puesta en valor de ese predio y la redefinición del terreno. Paralelamente, la AABE, representada por su titular Ramón Lanús, y la Sociedad Central de Arquitectos, representada por su presidente, Arquitecto Eduardo Bekinschtein, firmaron un convenio para convocar a un concurso nacional de ideas, denominado “Pabellón del Centenario y su entorno” con la finalidad de obtener las mejores propuestas urbanísticas para el desarrollo de este sector considerado único de la ciudad. Es decir, de todo el terreno donde se emplaza el edificio histórico, olvidado durante años y previendo la urbanización de su entorno y la puesta en valor del mismo, buscando la integración urbana con el Regimiento de Infantería 1 de Patricios.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!