El presidente Mauricio Macri inaugura el 137º período de sesiones ordinarias del Congreso

El presidente Mauricio Macri inaugura el 137º período de sesiones ordinarias del Congreso con un discurso ante la Asamblea Legislativa, en un contexto marcado por el inminente arranque del calendario electoral y varios frentes de tormenta, tanto en la interna de Cambiemos como en la gestión.

Según estipula el programa protocolar, el jefe de Estado arribará al Palacio Legislativo a las 10:50, después de atravesar en auto oficial las 12 cuadras que separan a la Casa Rosada del Congreso.

Allí será recibido por el Cordón de Honor del Regimiento de Granaderos a Caballo y tras un breve saludo con los presidentes de ambos cuerpos legislativos y la firma de los Libros de Honor procederá a emitir su mensaje inaugural en el recinto de la Cámara baja.

Será el último mensaje ante la Asamblea Legislativa de su actual período presidencial, cuya última parte quedó atravesado por varios reveses en el plano económico y algunos cortocircuitos internos en la alianza Cambiemos, particularmente entre el PRO y la UCR.

En este contexto, se prevé que el Presidente fije como uno de los ejes de su discurso la expectativa de una moderada reactivación a partir del segundo trimestre del año y que se refiera a los avances en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico, así como en lo que refiere a mejoras institucionales y Modernización del Estado.

Según trascendió, la seguridad será uno de los puntales de la campaña.

En ese sentido, el mensaje presidencial ante la Asamblea será un anticipo de los lineamientos de la campaña nacional de Cambiemos.

Sobre la agenda legislativa, el Presidente ratificará que la prioridad en los primeros dos meses será el tratamiento de la ley “antibarras” y la de financiamiento de partidos políticos, cuya aprobación está lejos de tener el camino allanado.

También es esperable que haya un pedido para que se impulse el proyecto para modificar el régimen penal juvenil, que busca rebajar la edad de imputabilidad a 15 años.

En cambio, la reforma del Código Procesal Penal cuya redacción el Gobierno había encomendado a una comisión redactora de expertos encabezada por Mariano Borinsky tendría muchas menos chances de encaminarse en el Congreso, se supo de altas fuentes parlamentarias con acceso privilegiado a la Casa Rosada.

Luego del vendaval que generó el año pasado el debate histórico sobre la interrupción voluntaria del embarazo, que generó divisiones y dejó heridas en casi todos los espacios políticos, la Casa Rosada juzga inconveniente instalar la discusión de una norma en la que el aborto dominaría la discusión, llevándose puesto muchos otros aspectos de relevancia en el articulado.

Consideran que en medio un año electoral, reflotar la discusión sobre el aborto generaría divisiones poco deseables cuando la prioridad debería ser mostrar ante la sociedad cohesión en la representación política.

A modo de balance del año, es posible que el presidente rescate la satisfactoria organización en Buenos Aires del G20 como hito fundamental en la mentada “vuelta al mundo” de la Argentina.

Luego de su gira oficial por el sudeste asiático, Macri retomó la actividad el lunes y a partir del martes se abocó a los ensayos para su mensaje en el Congreso, con el asesoramiento de la directora de Discurso, Julieta Herrero, y la fonoaudióloga Micaela Méndez, además del filosófo Alejandro Rozitchner y el secretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa, quienes colaboraron en la redacción del discurso.

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!