Audiencia Pública por la construcción del Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa.

En el Salón Dorado de la Legislatura porteña se realizó la audiencia pública, con 131 inscriptos como oradores, por el financiamiento y construcción en Flores del Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa, que es un “establecimiento institucional destinado al cumplimiento de medidas privativas de la libertad ambulatoria, impuesta a adolescentes imputados, por la justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y o Federal», como es descripto en la ley del Poder Ejecutivo porteño, aprobada en primera lectura por la Legislatura porteña

La primera en exponer fue Alicia Blasco, del Consejo de Derechos Niñas Niños y Adolescentes. Primero se refirió a los Centros San Martín, Rocca y Manuel Belgrano: “no cumplen los requisitos mínimos de seguridad” dispuestos por la ley. Por ello consideró pertinente la construcción del nuevo Centro Modelo en la manzana comprendida por la avenida Castañares y las calles Rivera Indarte y Bonorino, para garantizar “condiciones dignas de habitabilidad, educación y formación”. Afirmó que el nuevo establecimiento tendrá “un centro de formación profesional, un espacio de salud, un lugar para que los adolescentes puedan dignificar su permanencia” y de esa manera en el futuro “integrarse a la sociedad”

Sonia Terreno, titular de la Unidad de Proyectos Especiales de Infraestructura del Gobierno de la Ciudad, a través de una presentación visual, describió la obra a realizares y valoró que el nuevo edificio contará con “espacios deportivos y áreas verdes”, además de diseños que no “connoten con unidades carcelarias”.

Jorge «Quito » Aragón, ex legislador afirmó: “parece que tienen buenas intenciones, mejorar las condiciones de los chicos que caen presos”. Pero afirmó que “venden una parte del estado para utilizar otro” ya que el predio donde se edificará el Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa, anteriormente, de acuerdo a Aragón “antes era usado por el Estado, para el despacho de camiones con asfalto”

Fernando Moya, integrante de la Junta Comunal 10, alertó por que los casi “145 millones de dólares” que recaudaría el estado porteño por la venta de predios para la construcción del Centro Modelo. Curapaligüe 727 (Centro José de San Martín), Segurola 1651 (ex Instituto Manuel Rocca) y Perón 2048 (Centro de Deriviación) fueron “inmuebles declarados innecesarios” por la ley. El comunero también advirtió que el ex Instituto que funcionara en el barrio de Monte Castro fue donado por Manuel Rocca en 1914 para construir “un asilo de menores para que se eduquen” y “hoy se enajena”.

Julián Cappa, integrante de la Junta Comual 7, pidió resolver el problema de la construcción “sin vulnerar el patrimonio” de la Ciudad. El Padre Juan, de la parroquia Madres del Pueblo, lindero a donde se construirá el nuevo Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa en Flores, alertó que el barrio Rodolfo Riciardelli “no tiene un jardín ni escuela” y dijo: “si tenemos verdadero interés socioeducativo, es necesario crear centros de prevención para niños y adolescentes”.

Mariano Fernández, vecino de la Comuna 10 pidió por “menos cárceles y más escuelas”. María Teresa Gutierrez Cullen se entristeció por el destino de los viejos predios: “es claro que van a hacer torres, con el desprecio del patrimonio”. Laura Fiumara, contó que es maestra y vecina de Monte Castro hace 30 años y pidió que se tengan en cuenta las prioridades del barrio y bregó por “un jardín de infantes de jornada completa”.

La mesa que coordinó la audiencia pública en el Salón Dorado estuvo integrada por Victoria Roldán Méndez, Daniel Del Sol, Esteban Garrido, Claudio Cingolani, Facundo Del Gaiso, Cristina García de Aurteneche, Lucía Romano y María Cecilia Ferrero (Vamos Juntos); Matía Barrotaveña, María Bielli, Lorena Pokoik, Lucía Cámpora y Esteban Andrade (Frente de Todos) y Manuela Thourte (UCR/Evolución) .

Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!